Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Cuando un tipo como Rickie Fowler deja de mirar los rankings
Lleva más de un año sin hacer un top ten y dos años sin lograr una victoria

Cuando un tipo como Rickie Fowler deja de mirar los rankings

Compartir
Rickie Fowler. (© Golffile | Phil Inglis)

Rickie Fowler ocupa el puesto 65º del ranking mundial, aunque no lo sabe. Su último top ten fue hace más de un año en el The American Express y no gana desde hace más de dos años, en el Waste Management Phoenix Open 2019. Eso sí que lo sabe. Lo tiene grabado a fuego.

Fowler acabó 2020 fuera del top 50 mundial después de diez años seguidos comiéndose las uvas en este grupo de élite. Entre 2011 y 2019 sumó nueve victorias, incluido el THE PLAYERS. No hay que ser ningún lince para saber que no es una situación cómoda para Fowler. Nunca se había visto en una situación y el vaso de la paciencia está a punto de rebosar.

#THEGAME: Pablo Pérez, a Valderrama con una ronda final de ensueño

Cómo será esto del golf que puede llevar al límite incluso a un tipo como Rickie Fowler, ausente la semana pasada del WGC Workday Championship porque no se clasificó. “Hace mucho tiempo que he dejado de mirar los rankings. Sé que estoy fuera del top 50 y con eso me vale, lo demás me importa poco. El objetivo a corto plazo es regresar a ese top 50. Siempre he tenido claro que el golf va de buenos y malos momentos. Es intrínseco a este deporte. Siempre lo he asumido bien y he tratado de que no me afecte, pero sinceramente nunca imaginé que me iba a durar tanto tiempo una racha tan mala”, se ha sincerado en la previa del Arnold Palmer Invitational.

El European Tour tiene un plan B en Florida contra el Coronavirus

Fowler tiene claro que no hay fórmulas mágicas para salir del enorme bache que atraviesa. “Es sólo cuestión de repeticiones”, asegura al modo de Tiger Woods en su último regreso después de la cuarta operación en la espalda. Se lo toma con filosofía, aunque incluso alguien tan templado como Fowler puede llegar a la desesperación. “Quien se lleva la peor parte es mi mujer. Yo trato de no meter el golf en casa, pero es complicado cuando las cosas no salen durante tanto tiempo. Es muy frustrante. No hago otra cosa que entrenar y terapia. Así me paso los días. Está durando mucho esta mala etapa, aunque creo que estoy viendo la luz”, asegura.

Rahm: “Corti no era un periodista más, ya te echamos de menos”

Fowler se agarra al buen resultado que hizo en su último torneo en el Genesis Invitational. Acabó con una buena ronda el domingo y finalizó en el puesto 20º, su mejor resultado desde el WGC FedEx Invitational en septiembre del año pasado. Para Rickie, la semana del Arnold Palmer, siempre es especial. No en vano colabora con la Fundación del rey del golf con modelos exclusivos de Puma que salen a la venta esta semana. “Arnold Palmer es alguien muy especial. Siempre recuerdo lo mal que lo pasé el año que decidí no jugar este torneo por culpa del calendario. Hiciera lo que hiciera no veía la manera de jugar en Bay Hill y no parar hasta Augusta. Era demasiado. Me sentía fatal por no jugar y decidí coger un coche y conducir hasta Bay Hill para explicarle en persona que no iba a jugar el torneo. Creo que fue el viaje más complicado de mi vida. Lo pasé fatal. Después me alegré mucho. Al principio se sorprendió cuando se lo dije, pero lo entendió y al menos me sirvió para comer con él, charla y pasar tiempo. Fue una gran decisión”, asegura.

Podcast: Corti, esta Bola Provisional va por ti…