Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Dustin Johnson preparaba un arma secreta que no usó en el Masters
Siguiendo el método de Bryson DeChambeau

Dustin Johnson preparaba un arma secreta que no usó en el Masters

Compartir
Dustin Johnson, en el Masters © Augusta National
Dustin Johnson, en el Masters © Augusta National

Los días previos al Masters de 2020 estuvieron marcados por las noticias en torno a Bryson DeChambeau. Nada más arrasar en el US Open, el ‘científico’ desveló sus planes para Augusta, donde pretendía empezar a usar un driver de 48 pulgadas para aumentar su ya de por sí tremenda pegada desde el tee.

«Si DeChambeau agrega aún más distancia a su ya de por sí tremenda potencia de golpeo, ¿alguien podrá competir con él?», pensó el mundo del golf. Algo que, mirando ahora con perspectiva, queda claro que fue una exageración. Sobre todo porque ni siquiera terminó poniendo en juego el famoso driver de 48 pulgadas en el Masters.

Dustin Johnson al fin se hace justicia a sí mismo

Sin embargo, el experimento de Bryson sirvió para poner en alerta a muchos de sus competidores a la hora de probar por sí mismos driver son ejes más largos. Phil Mickelson, por ejemplo, y usó un modelo de Callaway con 47,5 pulgadas antes del torneo. Adam Scott probó uno de Titleist de 46 pulgadas. Y Viktor Hovland hizo lo propio con modelos de Ping con una longitud de varilla no determinada, pero mayor de la habitual.

Lo que no había trascendido hasta la emisión esta semana del último podcast Fully Equipped es que el ganador final, Dustin Johnson, también consideró seriamente la posibilidad de usar un driver más largo. Keith Sbarbaro, vicepresidente de operaciones en el circuito de TaylorMade, desveló el que golfista de Carolina del Sur no sólo probó drivers de 47 pulgadas antes del Masters, sino que utilizó uno en la rondas de prácticas del martes, en Augusta.

Dustin, finalmente, decidió no usar el driver de 47 pulgadas y centrarse en el SIM TaylorMade de 45,75 y 10,5 grados que utiliza habitualmente. El resultado no pudo ser mejor: promedió 306,5 yardas desde el tee durante toda la semana del Masters y ‘cazó’ nada menos que un 78,57% de calles.

La victoria de Dustin Johnson en el Masters, en 30 postales para el recuerdo

Parece evidente que Johnson tomó la decisión correcta, pero según Sbarbaro, comprobó que la ganancia en distancia y velocidad de bola con el driver de 47 pulgadas era muy importante. Durante la ronda de prácticas en la que lo empleó, jugando con Schauffele y McIlroy, lo certificó sobre el terreno. Aunque haber hecho el cambio para el Masters podría haber arruinado su torneo, por la falta de sincronización con el resto de palos de su bolsa.

«El hecho de que tuviera un partido el martes con grandes jugadores le invitó a sacar el palo de la bolsa y probarlo. Al final de la ronda de prácticas decidió no usarlo en el torneo, pero le sorprendió las 10 yardas extra que había conseguido», aseguró Sbarbaro en el podcast.

Para su experimento, DJ empleó una cabeza de Driver TaylorMade SIM con un eje Fujikura Ventus Black de 47 pulgadas, logrando velocidades de bola de hasta 192-193 millas por hora (normalmente suele estar en torno a 185). Pero pese a la ganancia indiscutible, prefirió seguir con su plan inicial y evitar posiciones inesperadas de bola solo por ganar algo de distancia. Tenía preparada el arma secreta… pero la guardó para mejor ocasión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here