Inicio Grandes Circuitos PGA Tour El agente de policía que arrestó a Scottie Scheffler rompe su silencio
Emite un comunicado después de que se retirasen los cargos contra el Número Uno

El agente de policía que arrestó a Scottie Scheffler rompe su silencio

Compartir
El agente que arrestó a Scottie Scheffler
El agente que arrestó a Scottie Scheffler

El agente de policía que arrestó a Scottie Scheffler en la previa de la segunda ronda del PGA Championship ha roto su silencio sobre lo ocurrido. Bryan Gillis, el detective de la policía metropolitana de Louisville, ha emitido un comunicado de prensa poco después de que se confirmara que se retiraban todos los cargos contra el Número Uno del golf mundial.

Scheffler fue detenido, al parecer, por un malentendido cuando intentaba acceder al Valhalla Golf Club para llegar a su hora programada de salida, en medio de un enorme caos de tráfico a raíz de un atropello a primera hora de la mañana en las inmediaciones del club que le había costado la vida a un trabajador de una de los comercios presentes en el evento.

El jugador fue acusado de agresión en segundo grado a un agente de policía, delito de daños en tercer grado, conducción temeraria y desobediencia a las señales de tráfico de un agente, antes de ser puesto en libertad justo a tiempo para llegar a la hora de salida de su segunda ronda, gracias a la intermediación de uno de los dueños de Valhalla.

En su citación policial, Gillis dijo que había sido arrastrado por el suelo por el coche de Scheffler y que sus pantalones de 80 dólares habían sufrido daños irreparables. Sin embargo, posteriormente fue sancionado por una infracción de las normas tras no activar su cámara corporal durante la detención, y las imágenes de vídeo que se han filtrado en internet han puesto en entredicho su versión de los hechos.

Tras la desestimación de los cargos contra Scheffler, Gillis emitió un comunicado en el que elogiaba al campeón del Masters, pero criticaba duramente al abogado del golfista, Steve Romines. Describiendo la escena como una «situación caótica para todos los implicados», Gillis dijo que «garantizar la seguridad de todos en las inmediaciones era mi máxima prioridad.»

A continuación, añadió: «Tanto el Sr. Scheffler como yo estamos de acuerdo en que no habrá rencor por esto en el futuro. En lugar de reaccionar públicamente de forma negativa, ha optado por hablar con dignidad, humildad y respeto. Mi familia y yo se lo agradecemos».

«Ha sido desafortunado e inquietante escuchar hoy el comentario de Steve Romines afirmando que se había producido una ‘detención falsa’ y que pusiera en duda mi honestidad e integridad. Me sorprendería y decepcionaría que el Sr. Scheffler hubiera participado en esas declaraciones. Para que quede claro, fui golpeado por el coche, me fui al suelo y recibí heridas visibles en las rodillas y la muñeca. Me recuperaré y todo irá bien», detalló.

«Hasta aquí mi comentario sobre el incidente. La realidad es que en este momento hay cosas más importantes en el mundo que un tira y afloja sobre esto. Una persona perdió la vida ese día, y una familia perdió a un ser querido», insistió. «Sí, el departamento nos ha hecho comprar unos pantalones de 80 dólares», añadió. «Para los afectados, sí que estaban estropeados. Pero Scottie, todo está bien. Nunca hubiera imaginado que tendría el par de pantalones más famoso del país durante unas semanas por esto», finalizó.