Inicio Grandes Circuitos PGA Tour El PGA Tour endurece el protocolo sanitario tras los positivos del Travelers
Se prohibirá la presencia en el campo de golf de jugadores y caddies hasta que su test sea negativo

El PGA Tour endurece el protocolo sanitario tras los positivos del Travelers

Compartir
Carteles de prevención en el RBC Heritage © Getty Images / PGA Tour
Carteles de prevención en el RBC Heritage © Getty Images / PGA Tour

Siete jugadores retirados, dos y otros tantos caddies que han dado positivo y mucha incertidumbre es un balance de COVID-19 lo suficientemente serio en el Travelers Championship para que el PGA Tour haya considerado darle una vuelta al protocolo sanitario del circuito.

Luz verde para el Estrella Damm Andalucía Masters en septiembre

Así, a partir de la próxima semana, con motivo del Rocket Mortgage en Detroit, el circuito americano ha decidido endurecer las medidas de control entre los golfistas. Lo más importante es que ya no se permitirá a ningún jugador o miembro de su equipo permanecer en el campo de golf mientras se espera el resultado de su análisis. Es decir, hasta que no haya certeza de que la prueba ha salido negativa no se podrá estar en el campo de golf. Hasta ahora los jugadores tenían permiso de esperar dentro de las instalaciones e, incluso, se les permitía dar bolas de prácticas, tal y como sucedió con Nick Watney, por ejemplo, en el RBC Heritage.

Jason Day ha jugado en solitario por precaución y después ha dado negativo

Las otras medidas que se van a adoptar a partir de la próxima semana son:

    • Hacer tests a todos los miembros del equipo que viajen con los jugadores.
    • Habilitar un camión gimnasio para que los golfistas puedan hacer su preparación física allí sin necesidad de ir a gimnasios locales, al hotel o al propio campo de golf.
    • Se realizará una prueba más a los jugadores que viajen en el chárter oficial del PGA Tour entre torneos nada más aterrizar en la nueva ciudad.

El fabuloso approach de Jon Rahm en la tercera ronda del Travelers (VÍDEO)

En el comunicado remitido hoy por el PGA Tour para actualizar el protocolo se explica lo siguiente: “Durante las últimas tres semanas como parte de su regreso al golf, el circuito se ha comprometido a aprender desde un punto de vista operativo para ir ajustando los protocolos para mitigar el riesgo y promover la salud y la seguridad de todos los involucrados, incluidos los jugadores, los caddies, personal y voluntarios. Con efecto inmediato en el Rocket Mortgage Classic, los jugadores y caddies, junto con todos los demás individuos dentro de la ‘burbuja’, no podrán estar en el campo de golf hasta que se descarte la posibilidad de que estén contagiados con una prueba negativa de diagnóstico”.