Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Thomas, todo un número 1 al que casi nadie ve como tal
Justin Thomas lidera el Workday Charity Open tras la tercera jornada en Muirfield Village Golf Club

Thomas, todo un número 1 al que casi nadie ve como tal

Compartir
Justin Thomas, durante la tercera ronda del Workday Charity Open. (Photo by Sam Greenwood/Getty Images)

Justin Thomas (-16) vuela en el Workday Charity Open hacia su tercera victoria de la temporada 2019-20 después de firmar hoy un 66 en Muirfield Village. Todavía se la pueden discutir dos imberbes como Viktor Hovland (-14), que hoy ha respondido al reto del de Kentucky con otra tarjeta de 66 golpes, y Collin Morikawa (-13), que hoy no ha estado fino, pero que todavía se mueve dentro del radar. Tampoco puede descartarse la aparición de algún invitado inesperado, aunque los siguientes nombres en la clasificación ya aparecen a cinco o más golpes de Thomas (Streelman, Burns, Poulter o Sabattini).

Se adelantan las salidas por riesgo de tormenta en la última ronda del Workday

Thomas vuela. Y no es exagerada la expresión. Para empezar, porque suma 54 hoyos sin firmar un solo bogey, un auténtico hito en el recorrido de Ohio, que siempre se las arregla para cogerte en un descuido. Es un jugador muy especial, todo un caso de estudio. Digamos, para empezar, que viene de fallar el corte en su anterior comparecencia, el Travelers. Y que en este año 2020 no tiene término medio: o falla el corte, o termina dentro del top ten. Así ha sido literalmente en los ocho torneos que lleva disputados, sin contar el de esta semana. Y señalemos también que, en caso de ganar mañana, se convertiría en el segundo jugador más joven de la historia del PGA Tour en sumar trece victorias en este circuito, sólo por detrás del de siempre, Tiger Woods.

El ‘sexto Grande’: participación de campanillas en el Memorial

Es, por tanto, un jugador que todavía va de un extremo a otro más de lo deseable o esperado. Su juego llega a ser arrebatador en cualquiera de las parcelas, en cualquiera, aunque todavía le faltan puntos de consistencia y regularidad para de verdad aspirar a ocupar el trono mundial. No obstante, le ha bastado y sobrado con lo que tiene para moverse con naturalidad dentro del top 5 mundial durante los últimos tres años y medio (incluso fue número 1 durante unas semanas en 2018).

Morikawa abre una seria vía de agua en el Workday Charity Open

Y si hablamos de sus capacidades arrebatadoras, esta semana es obligatorio destacar la exhibición que está dando alrededor de los greenes, donde ha sacado adelante las doce recuperaciones que ha afrontado a lo largo y ancho de las tres primeras rondas.

El hecho de salir de líder en la jornada del domingo también juega a su favor. Hasta hoy, en las doce ocasiones en que eso ocurrió, ganó en ocho. Es un fuera de serie, vaya, porque además tiene un espíritu competitivo montaraz, muy afilado. Lo es, en efecto, aunque de tanto en tanto sufra desplomes inesperados de tensión que suelen tener mucho que ver con la precisión desde el tee.

No habrá Open de España en 2020, pero no todo son malas noticias…

Da la sensación, en cualquier caso, de que Thomas ha demostrado mucho más de lo que se le reconoce. Hagan la prueba: a la hora de establecer una lista de tres o cuatro posibles candidatos sólidos al número 1 del mundo, sólo uno de cada diez aficionados, si acaso dos, incluirán su nombre. Lo dicho: un jugador muy especial y todo un caso de estudio. Todavía tiene que rematar la faena, es cierto, así que esperemos a mañana para redondear las conclusiones.

Jon: otro viernes de fatiguitas muy bien trabajado

Por otra parte, la aventura de Jon Rahm (+1) en la tercera jornada se torcía demasiado pronto, después de comenzar la ronda con un bogey en el 10 (tripateo) y un doble bogey en el 11. No es que bajara los brazos, y la prueba es que en los 16 hoyos siguientes firmaba las tablas con el campo, pero es muy probable que su tensión competitiva no diera para mucho más después de aquellos dos mazazos. Su situación es de lo más incómoda (y frustrante), porque no hace resultado cuando juega razonablemente bien y mucho menos cuando no está fino, pero no le queda otra que apuntalar la resiliencia y afrontar la ronda de este domingo, por ejemplo, con renovada energía.

Consulta aquí los resultados en directo