Inicio Grandes Circuitos PGA Tour La sobrenatural racha de Sergio García que inició hace 10 años

La sobrenatural racha de Sergio García que inició hace 10 años

Compartir
Sergio García, ganador del Sanderson Farms © PGA Tour
Sergio García, ganador del Sanderson Farms © PGA Tour

En 2011, Sergio García logró la victoria en el Castelló Masters y el Andalucía Masters, del European Tour. Dos torneos con los que arrancó una sobrenatural racha de triunfos que han convertido su caso en algo extraordinario. El de Borriol es el único jugador que ha sido capaz de conquistar al menos un torneo valedero para el OWGR en cada uno de los 10 últimos años naturales.

Entre los jugadores en activo, sólo Yuta Ikeda, con triunfos en 11 años consecutivos entre 2009 y 2019, y Justin Rose, que ganó 10 años seguidos entre 2010 y 2019, cuentan con series como la del español. Pero ninguno salvo Sergio ha ganado en este 2020, algo que logró este domingo, con un resultado acumulado de 19 bajo par en el Sanderson Farms Championship y dos golpes para el recuerdo en un torneo que nunca antes había jugado.

Un triunfo con dedicatoria especial a sus tíos Paco y Ángel

Sergio García ganó el Wyndham Championship del PGA Tour y el Iskandar Johor Open del Asian Tour en 2012. En 2013 ganó el Thailand Golf Championship, también del circuito asiático. En 2014, el Commercial Bank Qatar Masters del European Tour. En 2015, el Ho Tram Open, del Asian Tour. Y en 2016, el AT&T Byron Nelson, del PGA Tour.

El 2017 fue su año más productivo: conquistó el Omega Dubai Desert Classic y el Andalucía Valderrama Masters, en el European Tour, además del Masters, único major de su carrera. En 2018 repitió en el Andalucía Valderrama Masters, y ganó el SMBC Singapore Open, cosancionado por el Japan Golf Tour y el Asian Tour. Y el pasado año lo cerró con una victoria, en el KML Open, del European Tour. La serie se completó anoche, en el Country Club de Jackson, con su undécimo trofeo del PGA Tour, 38º de toda su carrera en el ranking mundial: el Sanderson Farms Championship.

Así vivimos en directo la victoria de Sergio García en el Sanderson Farms Championship

Con esta última gran victoria, García accede a otros dos grupos muy selectos. Desde 2004, sólo en 26 ocasiones un ganador del PGA Tour de más de 40 años había conseguido ganarle 12 golpes al campo de tee a green. Un reducidísimo grupo de jugadores si tenemos en cuenta que en 12 de los 25 torneos anteriores que ocurrió la victoria fue para Vijay Singh.

Sergio, además, pasa a ser uno de los cuatro jugadores con mejor porcentaje de victorias entre los que han liderado al menos en cinco ocasiones un torneo del OWGR en todo el mundo tras 54 hoyos para terminar ganándolo. Brooks Koepka lo hizo el 100% de las veces, al igual que Jared Wolfe; Yuta Ikeda un 80%; y el español, un 75%, con seis victorias de ocho, incluida la de anoche en el Sanderson.

VÍDEO | Jaque mate de Sergio: otro tirazo para sentenciar el Sanderson

El golfista de Borriol, que cumplió 40 años el pasado 9 de enero, ha ganado torneos tras cumplir los 20 años, tras cumplir los 30 y, desde ayer, también tras cumplir los 40. Un éxito que le dispara hasta el cuarto puesto de la FedEx Cup 2020-21 (sin exención adicional en el PGA Tour, donde tiene tarjeta garantizada hasta 2022 por su victoria en el Masters de 2017) y le permite escalar hasta la 38ª posición del ranking mundial.

Curiosamente, este pasado lunes, Sergio salía por primera vez en los últimos nueve años del top 50 del mundo. Había estado nada menos que 1.040 semanas entre los 50 mejores jugadores del planeta según el OWGR, uno de los cinco golfistas que más tiempo acumulan en esa selección. Una semana después, vuelve a su estado natural, escalando 13 posiciones de golpe y añadiendo a su lista de ganancias 1.188.000 dólares.

Sergio ha superado ya los 50 millones de dólares en ganancias en toda su carrera en el PGA Tour y está entre los 10 jugadores que más dinero han logrado con premios deportivos en el circuito estadounidense en toda la historia, una clasificación que lidera Tiger Woods, con 120 millones en metálico. El español, después de tres años y medio de sequía en Estados Unidos, volvió ayer por sus fueros para seguir agrandando su leyenda y sus estadísticas.