Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Spieth vuelve a ganar cuatro años después y llega lanzado al Masters

Spieth vuelve a ganar cuatro años después y llega lanzado al Masters

Compartir
Jordan Spieth posa con el trofeo de campeón del Valero Texas Open.

Jordan Spieth (-18) ha logrado la victoria en el Valero Texas Open, torneo del PGA Tour que se ha disputado esta semana en el Oaks Course del TPC San Antonio. El golfista texano ha superado por dos golpes de ventaja a Charley Hoffman (-16), con quien ha mantenido una emocionante disputa en la última ronda, para anotarse su primer triunfo desde el verano de 2017 y la 15ª de su carrera profesional, incluidos tres majors.

Precisamente un Grande, el Open Championship, fue el último torneo en el que el ‘chico maravilla’ saboreo las mieles del éxito, en el Royal Birkdale Golf Club de de Southport, en Inglaterra. Desde entonces han transcurrido nada menos que 1.351 días en los que hasta 94 jugadores diferentes han ganado torneos en la gira estadounidense. Una travesía por el desierto que llevó a Spieth desde la cumbre del golf mundial hasta el borde del precipicio.

El texano salió del British de 2017 con la Jarra de Clarete bajo el brazo, después de haber ganado el Masters y el US Open dos años antes, y como número 2 del ranking mundial. Había sido Número 1 del mundo en varios tramos los dos años anteriores. Pero a partir de ahí, fue bajando poco a poco su nivel de juego hasta terminar desapareciendo por completo de los primeros puestos del OWGR. Primero fue una crisis de putt, después el juego largo, un poco más tarde se juntó todo y poco a poco fue socavando su confianza.

Recuperación tremenda de Spieth en tres meses

Después de fallar el corte en el Farmers Insurance Open de principios de este año, el texano cayó a la 92ª posición del ranking, la peor desde hace ocho años. Pero ese fue su punto de inflexión y a partir de ahí, empezó a recuperar su mejor versión que ha culminado con su triunfo en su casa, en Texas. Cuatro top 10 en sus seis anteriores apariciones, con dos terceros puestos y dos cuartos, fueron el presagio de su semana fantástica en San Antonio, de la que sale regresando al club de los 50 mejores del mundo (será 38º desde mañana).

Para lograrlo, Jordan ha tenido que desplegar su mejor juego ante un rival durísimo. Charley Hoffman, que se mueve por el Oaks Course como pez en el agua -ganó una vez el torneo y es el mejor jugador en los segundos nueve hoyos del campo de la última década-, ha vendido carísima su derrota. Este domingo ha firmado una vuelta espectacular, con seis birdies, exprimiendo al máximo su última oportunidad de hacerse con una plaza en el Masters de Augusta de la próxima semana.

Con tres recuperaciones increíbles para par en el 10, el 11 y el 12 -la tercera embocando un chip tremendo desde fuera de green- y después de haber logrado tres birdies en los primeros nueve, Hoffman forzó la máquina con birdies al 13, el 14 y el 16, reduciendo a un solo golpe su desventaja con el líder. Pero ahí apareció una vez más la madera de campeón de Jordan Spieth para poner las cosas en su sitio y no dejar escapar la oportunidad…

El texano había comenzado su ronda dispuesto a imponerse por la vía rápida: birdies al 2 y el 3 para abrir distancias y otros dos más al 6 y el 8 para recuperarse de un bogey en el 4. Y en los segundos nueve, el espectáculo: putt tremendo de más de cuatro metros en el 12 para firmar su quinto birdie del día; otro birdie más en el 14 después de un chip desde fuera de green que recordó al mejor Spieth de siempre; y la sentencia casi definitiva en el 17, con su séptimo birdie del día pateando desde metro y medio tras un approach maravilloso para salir al 18 dos arriba.

Aunque para culminar el triunfo, aún tuvo trabajo por delante. Después de una buena salida desde el tee, al centro de calle, erró su segundo tiro con un hierro 8, mandando la bola muy a la izquierda, junto a una valla pubicitaria. Su rival, que había acabado en el rough, por la derecha, arriesgó buscando green de dos y terminó en una zona de hierba alta. Pero Jordan Spieth aprochó de maravilla para dejarse el par hecho y Hoffman no pudo presionar más, fallando su chip y su putt de birdie. Celebración tímida de un jugador que lucha por volver a estar entre los mejores y poco a poco empieza a conseguirlo.

Y para terminar, por su puesto, la pregunta del millón: ¿cuántos jugadores en toda la historia fueron capaces de ganar el Masters habiendo logrado la victoria en el evento previo? Hasta la fecha, cuatro: Ralph Guldahl, en 1939 (Greensboro), Art Wall, en 1959 (Azalea Open), Sandy Lyle, en 1988 (Greensboro) y Phil Mickelson, en 2006 (BellSouth Classic). ¿Será Jordan Spieth el quinto en conseguirlo? Todavía tiene clavada la espina de lo sucedido en el hoyo 12 del Augusta National donde dilapidó la opción de ganar dos Masters seguidos… y esta vez llega lanzado.

Matt Wallace (-14), tercero en discordia y colíder junto a Jordan al comienzo del día, también había jugando una gran ronda de golf en el TPC San Antonio, pero sus errores con el putter le condenaron. Se cayó demasiado pronto de la pelea por la victoria y tuvo que acelerar al final para que ni Lucas Glover (-12) ni Anirban Lahiri (-10) le arrebataran un más que merecido tercer puesto en el torneo.

Rafa, gran vuelta para terminar la semana

Para Rafa Cabrera Bello (-1), único español presente esta semana en el Valero Texas Open, la última ronda del torneo terminó convirtiéndose en la mejor de la semana. Después del fiasco del sábado, en el que partía en la zona alta de la clasificación y perdió sus opciones con una tarjeta de 78 golpes, el canario se marcha de Texas recuperando en cierto modo las buenas sensaciones que había mostrado al comienzo del torneo y sellando una buena vuelta de 68 golpes, con cuatro birdies y libre de bogeys.

Siendo mucho menos preciso con el driver que ayer (64% de calles), Rafa desplegó hoy sí un buen juego con los hierros (88% de greenes en regulación) y pateó realmente bien. Hizo cuatro birdies, que pudieron ser algunos más, para recuperar 23 posiciones en la clasificación, firmar un 44º puesto final y escalar cuatro posiciones en la FedEx Cup, hasta el puesto 178º. Mucho menos de lo esperado tras su buen inicio de semana, pero un paso más en busca de una plaza entre los 125 primeros que le permita disponer de derechos completos de juego en el PGA Tour para la próxima temporada. Al menos, ha conseguido parar la sangría. Un paso adelante.

Consulta aquí los resultados en directo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here