Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Spieth y Wallace brillan en un día aciago para Rafa en San...
El canario, atascadísimo con los hierros, pierde sus opciones en el Valero

Spieth y Wallace brillan en un día aciago para Rafa en San Antonio

Compartir
Matt Wallace © Getty Images
Matt Wallace © Getty Images

La última ronda del Valero Texas Open, que se disputa este domingo en el Oaks Course del TPC San Antonio, se ha convertido en una auténtica final al sprint en la que cinco jugadores, como mínimo, partirán con opciones de pelear por la victoria. En especial, el estadounidense Jordan Spieth (-12) y el inglés Matt Wallace (-12), que comparten el liderato del torneo tras 54 hoyos.

Ambos formaban parte del partido estelar de la tercera ronda de la cita texana, junto a Cameron Tringale (-8), que comenzaba el día en lo más alto de la clasificación y a quien los segundos nueve hoyos se le atragantaron. Y los dos han demostrado ser, con diferencia, los mejores jugadores sobre el campo en lo que va de semana. Hoy lo rubricaron con sendas tarjetas de 67 golpes que les permitirán salir a los últimos 18 con dos impactos de ventaja.

El tercero en discordia será un sorprendente Charley Hoffman (-10), protagonista de una espectacular remontada en un campo que conoce como nadie. Nadie ha jugado mejor que el golfista de San Diego los segundos nueve del Oaks Course en la última década (55 bajo par en el acumulado). Hoy volvió a demostrarlo con una vuelta de 65 golpes, la mejor del día, con cuatro birdies y un eagle en sus siete últimas banderas.

A Hoffman se le da muy bien el Augusta National, sede del Masters de la próxima semana, y es uno de los aspirantes a la victoria en este Valero Texas Open -torneo que ya ganó en 2016- que todavía no tiene plaza para el torneo de la Chaqueta Verde. Una motivación extra en busca de la remontada -el ganador tendrá plaza en el major de la próxima semana-. Aunque conseguirlo no dependerá exclusivamente de él…

Compartirá la última ronda con un sólido Matt Wallace, que busca la primera victoria en el PGA Tour, y con el renacido Jordan Spieth, a quien se le resiste el triunfo en la gira desde hace casi cuatro años. Ambos dejaron en esta tercera jornada de competición algunos de los mejores golpes del día, como el hierrazo del inglés en el 1, su approach en el 2, la increíble recuperación desde la maleza del texano en el 17 o su tremenda madera tres en el 18.

A su batalla intentarán sumarse Cameron Tringale, que espera no haber dicho aún su última palabra pese a la decepción de hoy, Anirban Lahiri (-7), consistente desde el primer día, o alguno de los cuatro jugadores que comparten la sexta plaza de la clasificación: Gary Woodland (-6), Lucas Glover (-6), Matt Kuchar (-6) o un imparable Tom Hoge (-6), que con su 66 de hoy ha escalado 26 posiciones en la clasificación. Están algo lejos, pero hoy se ha vuelto a demostrar que remontar en este recorrido es más que posible.

Un día aciago con los hierros para Rafa

Rafa Cabrera Bello (+2), por su parte, comenzaba el día entre los 15 primeros de la clasificación, después de jugar dos rondas sólidas jueves y viernes, y con la esperanza de que el Valero Texas Open fuera el torneo en el que, por fin, se reencontrara con su juego. Pero un sábado absolutamente terrible con los hierros le ha descabalgado por completo de la pelea por los primeros puestos, confirmando la falta de consistencia que sufre desde hace meses en el PGA Tour.

El canario, que no pasaba un corte en un torneo regular de la gira desde noviembre, estuvo hoy realmente brillante con el driver, cazando más del 90% de las calles del complicado Oaks Course del TPC San Antonio. Pero todo lo que ganaba desde el tee lo perdía después en sus tiros de aproximación (¡38% de greenes en regulación!). Apenas ha sido capaz de fabricarse opciones de birdie en toda su ronda y su único hoyo por debajo del par fue el 12, en el que embocó un eagle desde la calle.

La ronda se le complicó a Rafa desde el principio, con tres bogeys consecutivos en sus tres primeros hoyos del día. Otro bogey más en el 10 fallando un putt de metro y medio, después de haber frenado la sangría incial con seis pares seguidos, le dejaba ya fuera de los primeros puestos de la clasificación. Y el eagle del 12, espectacular por su ejecución, no fue más que un espejismo porque lo peor estaba aún por llegar…

Bogey al 13, un par tres en el que no encontró el green, una clara opción de birdie fallada en el 14, otro bogey en el 15 tras mandar su approach al búnker, un birdie más fallado en el 17… y la traca final: doble bogey en el par cinco del 18 después de mandar dos bolas al agua, completamente fuera del partido. Ronda de 78 golpes, seis por encima del par del campo, el peor resultado del día en el torneo, que obligará al canario a completar un buen domingo si no quiere marcharse de San Antonio sin escalar ni un solo puesto en la FedEx Cup.

Consulta aquí los resultados en directo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here