Inicio Masters de Augusta Masters de Augusta 2011 «Va a ser duro, pero lo superaré»

«Va a ser duro, pero lo superaré»

Compartir

Otro protagonista de la jornada fue sin duda Rory McIlroy. La debacle del norirlandés, que permitió la victoria de Schwartzel, invitaba a hacer mutis por el foro…

Quien más y quien menos habría entendido unas breves declaraciones o incluso un excusado silencio. Pero la grandeza del joven McIlroy le llevó a mantener una abierta y honesta charla con los medios (muy al contrario que Tiger Woods que, visiblemente enfadado a pesar de su excelente ronda, despachó con dos respuestas cortantes una entrevista televisiva en directo a la salida del 18).

“Estoy muy decepcionado”, explicaba un abatido McIlroy. “Estaba de líder a falta de nueve hoyos y todo ha sucedido de repente. He dado un golpe malo en el 10 y ya nunca me volví a recuperar. Va a ser duro durante los próximos días, pero lo superaré. Estoy bien. Un par de buenos amigos sufrieron una situación similar el año pasado: Dustin Johnson y Nick Watney. Sabía que iba a ser difícil para mí hoy. Me sentí bien y aguanté en los nueve primeros. Luego, perdí la velocidad en los greenes, perdí la línea, lo perdí todo en dos o tres hoyos, el 10, el 11 y el 12, y luego ya no me pude recuperar”.

Su defectuosa salida del tee del hoyo 13 acabó definitivamente con las ilusiones de McIlroy, que hasta ese momento incluso tuvo en mente una remontada heroica desde cinco bajo par: “Estaba cinco bajo par. Y me di cuenta de que si no me hacía una serie de birdies, no iba a tener ni siquiera una oportunidad. Lo estaba intentando todo. Si me hacía birdie en el 13, lo intentaba en el 14, conseguía el birdie en el 15… birdie tras birdie podía meterme de nuevo en el torneo. Pero cuando la salida del tee del 13 se me fue a la izquierda, me di cuenta de que todo se había acabado”.