Inicio US Open US Open 2020 Los primeros 14 puntos para acercarnos a la 120ª edición del US...
El West course del Winged Foot Golf Club es uno de los campos más legendarios en la vasta rotación del US Open

Los primeros 14 puntos para acercarnos a la 120ª edición del US Open

Compartir
Vista del hoyo 18 de Winged Foot Golf Club. © US Open
Vista del hoyo 18 de Winged Foot Golf Club. © US Open

1. Como ha quedado reflejado en el titular, se disputa esta semana la 120ª edición del US Open. Una preciosa y redonda cifra. La primera se disputó en 1895. El escenario de esta 120ª edición, el West course del Winged Foot Golf Club (Mamaroneck, Nueva York), es uno de los más legendarios en la vasta rotación del US Open: un total de 52 campos estadounidenses han acogido al menos una vez este torneo y Winged Foot lo hace esta semana por sexta vez, con lo que igualará a Peeble Beach y Oakland Hills, y tan sólo es superado por Oakmont (9) y Baltusrol (7).

2. De 1895 hasta hoy, y en las 119 ediciones que ya se han jugado, tenemos 87 ganadores diferentes. El escocés Willie Anderson (1901, 1903, 1904 y 1905), y los estadounidenses Bobby Jones (1923,26, 29 y 30), Ben Hogan (1948, 50, 51 y 53) y Jack Nicklaus (1962, 67, 72 y 80), comparten el récord de victorias (4). Tiger Woods, que suma tres triunfos, podría igualarlos esta semana.

VÍDEO | Demostración de lo más Pirata de cómo están los greenes del US Open

3. Además de Tiger, en la presente edición hay otros nueve pasados ganadores del US Open: Dustin Johnson, Martin Kaymer, Lucas Glover, Graeme McDowell, Rory McIlroy, Justin Rose, Webb Simpson, Jordan Spieth y Gary Woodland.

4. El golf europeo no canta victoria en este major desde que Kaymer lo hiciera por última vez en 2014.

5. Winged Foot abrió sus puertas en 1923 y tanto el West course como el East course son diseño del prestigioso Albert Warren Tillinghast.

Campillo regresa al top 100 mundial y Alex del Rey sube más de mil puestos

6. Repasemos las cinco ediciones anteriores disputadas en el West course de Winged Foot. El campo neoyorquino acogió por primera vez el US Open en 1929 y ganó Bobby Jones. Pasaron treinta años hasta que volvió a acogerlo (1959) y esta vez ganó Billy Casper. En 1974, en la famosa ‘Masacre de Winged Foot’, sobre la que se va a escribir mucho esta semana, ganó Hale Irwin. En 1984 lo hizo Fuzzy Zoeller y en 2006 el ganador fue Geoff Ogilvy. Winged Foot también ha acogido una edición del PGA, en 1997, y el ganador fue Davis Love III. En el East course, por cierto, también se han disputado dos US Women’s Open y un US Senior.

7. En Winged Foot sólo Fuzzy Zoeller ha ganado un US Open con un resultado por debajo del par. Lo hizo en 1984, con un resultado de -4 y cantó victoria tras superar a Greg Norman en un desempate a 18 hoyos. Eso sí, sólo Zoeller y Norman habían bajado del par en los 72 hoyos regulares. El tercer clasificado, Curtis Strange, hizo +1.

Cuando este campo ‘estuvo en manos’ de la PGA americana, durante el PGA Championship de 1997, Love III ganó con un acumulado de -11, aunque es cierto que sólo cuatro jugadores bajaron del par.

Scottie Scheffler causa baja en el US Open por COVID-19

8. ¿Qué fue la llamada Masacre de Winged Foot? Tenemos tiempo por delante (y muchas ganas) de detallar en que consistió, pero vaya por delante un pequeño resumen: así quedó bautizada para los anales de la historia del golf la edición del US Open que se disputó en 1974, por obra y gracia del periodista, columnista y escritor estadounidense Dick Schaap, que tituló así una libro en el que daba buena cuenta de todo lo que sucedió. Veamos la razón de tan apocalíptico nombre: ganó Hale Irwin con un acumulado de +7, pero es que Jack Nicklaus terminó dentro del top ten con un acumulado de +14 y, por ejemplo, los clasificados en el puesto 26º lo hicieron con un resultado de +20. El corte se pasó con +13 y, en definitiva, resultó una semana durísima para los profesionales, destrozados por la angostura de las calles, la escalofriante altura y densidad del rough y unos greenes de piedra, rapidísimos y muy duros. Hubo algo más que debate entre los jugadores y la USGA, acerca de la durísima preparación del campo y los medios de comunicación se alinearon en el bando de los jugadores. De este ‘conflicto’ nace una de las frases más famosas de la historia del golf: después de la primera jornada de aquel US Open un periodista preguntó con acidez al máximo dirigente de la USGA, Sandy Tatum, si pretendían avergonzar a los mejores jugadores del mundo, a lo que éste respondió sin mudar el gesto: “avergonzarlos no, sólo queremos identificarlos”.

9. Esta semana, sin llegar a los límites de 1974, ya hay voces que alertan acerca de la densidad del rough. Los greenes, obviamente, también van a estar muy rápidos. Digamos, además, que según los partes actuales se espera una semana más bien ventosa, aunque no huracanada, lo que aún puede dificultar más el juego. Se habla de una intensidad más o menos constante en torno a los 20 kilómetros por hora durante buena parte de las horas de juego y rachas y momentos en los que se pueden superar fácil y ampliamente los 40 kph, sobre todo el viernes y el sábado.

Brooks Koepka anuncia que no jugará el US Open

10. En la famosa ‘Masacre’, la USGA juraba y perjuraba que la altura del rough uniforme era de seis pulgadas (algo más de 15 centímetros), aunque algunos jugadores defendían que en realidad llegaba en algunas zonas a las diez pulgadas (más de 25 centímetros). Esta semana se encuentra a cinco pulgadas… Tiger ya ha señalado que ayer jugó nueve hoyos y las veces que cayó en el rough no pudo hacer mucho más que sacarla a calle. El drama anda, desde luego, a la vuelta de la esquina…

11. Hay cinco españoles en juego: Jon Rahm, Sergio García, Rafa Cabrera Bello, Adrián Otaegui y el amateur Eduard Rousaud. No hace falta recordar que el US Open es todavía terreno vedado para el golf español. El primer español que jugó en Winged Foot fue Severiano Ballesteros, en la citada edición de 1984 del US Open, en la que el genio cántabro terminó en el puesto 30º. Después de él jugaron Nacho Garrido y José María Olazábal el PGA de 1997, también citado. Garrido terminó 41º y Chema falló el corte. Y en el US Open de 2006 Miguel Ángel Jiménez finalizaba en una notable 16ª plaza y Olazábal en el puesto 21º, mientras que Sergio García fallaba el corte.

Estreno editorial de Ten Golf Books: Jon Rahm. Señalado por los dioses

12. De todas las vueltas que han jugado los españoles en Winged Foot, sea en US Open o PGA, sólo se contabiliza una por debajo del par… Y fue la primera de todas ellas: Seve firmaba un 69 en la primera ronda del US Open de 1984 y luego ningún español ha vuelto a bajar del del par 70 del West course.

13. El West course se juega como par 70 en el torneo, pero los socios del campo lo juegan como par 72 puesto que los hoyos 5 y 16 son en realidad pares 5 reconvertidos a pares 4 en el US Open (la edición de 1929, la que ganó Bobby Jones, fue la única en la que el par del campo era 72).

14. Las medidas estándares del campo que se va a jugar son de 6.836 metros. Hay cuatro pares 4 de más de 448 metros (490 yardas) y un par 5 de 578 metros (633 yardas). Tres de los cuatro pares 3 del West course rondan o superan los 200 metros, con mención especial para el hoyo 3, un par 3  de 216 yardas icónico en el mundo del golf, donde Billy Casper, el año que ganó (1959) jugó tirando normalmente corto de green y aprochando desde allí, para evitar los profundos bunkers. Cualquier estrategia es buena si sirve para hacer una menos…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here