Inicio US Open US Open 2024 Sepp Straka encuentra la ‘justicia divina’ en Pinehurst
Hoyo en uno del austríaco después del golpe con más mala suerte del torneo

Sepp Straka encuentra la ‘justicia divina’ en Pinehurst

Compartir

Sepp Straka ha vivido hoy dos momentos completamente opuestos en la segunda jornada del US Open en el recorrido Nº2 de Pinehurst. Primero ha sido un instante de tierra trágame, qué he hecho yo para merece esto. Y después, apenas unos hoyos más tarde, ha sido todo lo contrario, la gloria y felicidad más absoluta. Algo así como ‘justicia divina’.

Repasemos los hechos cronológicamente. Al poco de empezar su ronda, hoyo 3, Straka ha tenido verdadera mala suerte. Ha pegado un tirazo desde la calle, directa al trapo, buscando una clara opción de birdie. El tiro ha sido espectacular, hasta el punto de que la bola cuando ya estaba cayendo al green ha pegado en el mástil. El rebote no ha sido demasiado violento, pero ha caído en una zona de green con mucha pendiente y ha expulsado la bola hacia el búnker. Una opción de birdie clara se convertía en sufrimiento para pasar el corte.

A partir de ahí, bastante drama, no tanto ya por culpa del campo como del propio Straka. Ha pegado filazo desde el búnker, se ha volado el green. Desde el área nativa ha coronado justo el green, cuarto golpe. El quinto y primer putt no ha sido bueno, se ha dejado una opción de doble bogey de unos seis metros y aún se ha pasado unos dos y medio para triple bogey. Ese ya lo ha metido. En un momento de mala suerte se ha dejado casi cuatro golpes por el camino. Cruel.

Sin embargo, seis hoyos más tarde, en el 9, el golfista austriaco ha recibido su compensación. Y de qué manera. Ha sido en el par 3. Ha pegado un tirazo, ha botado corta de bandera y se ha metido en el hoyo por todo el centro. Hoyo en uno. Sensacional. No estaba corregido todo el daño del triple bogey, pero no está nada mal. Lo ha celebrado por todo lo alto. Con eso se ha vuelto a meter en la pelea por el torneo. Algo así como donde las dan, las toman.