Inicio Grandes Circuitos European Tour Hacía tiempo que Sergio García no sentía una mejoría así…

Hacía tiempo que Sergio García no sentía una mejoría así…

Compartir

Sergio García ya está en Dubai. Este martes pisaba por primera vez el Emirates Golf Club después de sumar un nuevo top ten en el SMBC Singapore Open. No está al ciento por ciento, pero sí mucho mejor que la semana pasada. Y es que una fuerte sinusitis unida a una siempre molesta gastroenteritis lo lastraron durante los cuatro días en el Sentosa Golf Club. Más valor aún hay que darle a esas cuatro vueltas sin jugar sobre par y la séptima plaza final.

Sergio no pudo desplegar su mejor nivel físico en Singapur, pero sí fue suficiente para comprobar en competición todo lo bueno que ya había sentido con el nuevo material en la pretemporada. El de Borriol no lo duda. “Hacía mucho tiempo que no veían una mejoría tan grande de un año a otro. Estoy muy contento con lo nuevo de Callaway y confío en poder sacarle provecho”, afirma a Ten Golf.

“Hacía mucho tiempo que no veían una mejoría tan grande de un año a otro. Estoy muy contento con lo nuevo de Callaway y confío en poder sacarle provecho”

¿Cuáles son esas mejoras? Pues se pueden cuantificar en cifras. La combinación de la nueva bola, de las que todos los pros están hablando maravillas, con el nuevo driver Epic Flash le han dado dos o tres millas más de velocidad de bola, lo que se traduce en ocho o diez yardas más de vuelo. Y no son únicamente sensaciones o números en un ordenador, está testado en competición. “Ya lo noté en Singapur y estoy muy contento”, afirma.

García llega a Dubai como un niño con zapatos nuevos. Está contento con el nuevo material y confía en poder mantener la velocidad de crucero que lleva desde el pasado Portugal Masters, justo una semana antes de la Ryder Cup. Ahí fue donde dejó atrás tres meses en los que prácticamente no se reconocía en el espejo, fallando mucho cortes y sumido en una crisis. Todo aquello fue duro, pero también le sirvió para mejorar y dar un paso adelante. Aprendió mucho de todo aquello. “Me enseñó que aunque las cosas no vayan muy bien hay que seguir luchando y no venirse abajo, y que aunque pasar el corte y quedar el 40º no gusta, gusta más que fallar el corte”, explica con madurez.

«El año pasado me enseñó que aunque pasar el corte y quedar el 40º no gusta, gusta más que fallar el corte”

Precisamente, respecto al año pasado, con el tiempo, ha sabido valorar mejor lo que consiguió en la Ryder Cup. “Sí he tenido la sensación de que no se valoró en su justa medida, pero quizá ha sido porque yo tampoco le di demasiado bombo. Ya sabe todo el mundo que para mí el equipo está por encima de todo. Sin embargo, con el tiempo pienso que tener el récord de puntos de la Ryder es algo muy bonito y bastante impresionante”, explica.

«Con el tiempo me estoy dando cuenta de que tener el récord de puntos de la Ryder es algo muy bonito y bastante impresionante”

Sergio asegura que la ambición nunca se pierde y que quiere seguir mejorando y logrando cosas. En Dubai tendrá la primera oportunidad de ganar en el European Tour en 2019. Se trata de un terreno que conoce bien. Aquí ganó en 2017, justo antes del Masters, y ha firmado grandes actuaciones. El objetivo no es otro que mantener esa brillante racha de victorias. De momento, encadena ocho años consecutivos, desde 2011, donde al menos ha ganado un torneo del ránking mundial. Cosa muy seria.

Aquí os dejamos la entrevista con Sergio García en el putting green del Emirates Golf Club: