Inicio Blogs Gonzalo Fernández-Castaño Estoy en esa última fase que decía Hank Haney
El madrileño desvela en su interesante blog que ha empezado a trabajar psicológicamente

Estoy en esa última fase que decía Hank Haney

Compartir

Hola a todos. Os escribo camino de Brasil donde empiezo un periplo de cinco semanas seguidas de competición. Las dos primeras disputaré torneos del Web.com Tour en Sao Paolo y Cartagena de Indias (Colombia), luego el Open de España en Valderrama y otra vez de vuelta al Web.com donde jugaré en León (México) y Evansville, IN (EE.UU.). Cinco semanas por delante con muchas horas de aeropuertos y aviones pero que me hacen especial ilusión.

Y es que ha sido un inicio de año muy diferente a lo que estaba acostumbrado, nunca antes había competido tan poco: estamos casi en abril y sólo he disputado dos torneos en lo que va de año. El inicio del calendario del Web.com Tour es un poco lento; hasta la fecha solo se han disputado tres torneos y en uno de ellos, el de Louisiana, no entré debido a mi categoría. Eso unido a que no he conseguido ninguna invitación de las cuatro que solicité (LA Open, Honda Classic, Puerto Rico Open y Louisiana), y que tampoco he logrado ninguna de las plazas disponibles en los tres Monday Qualifyers que jugué (Honda Classic, Louisiana Open y Puerto Rico Open), hace que a día de hoy esté un poco falto de rodaje en lo que a competición se refiere.

Lo bueno de estos meses parado es que he podido entrenar mucho y hacer cambios que consideraba importantes y necesarios para poder afrontar esta nueva temporada con ciertas garantías. José Carlos Gutiérrez estuvo conmigo en Miami en febrero y dimos con varias teclas en el swing que necesitaban mejoría y que afectaban directamente a parcelas de mi juego que andaban algo flojas desde hace algún tiempo: wedges, “punchs” y juego corto. Luego estuve unos días en Dallas con Randy afianzando esos cambios y cogiendo nuevas ideas. Esto, unido a mi buen estado físico, me ha permitido hacer largas sesiones de entrenamiento y de calidad. La ‘culpa’ de mi buen estado físico la tiene Michael Garrett, fisioterapeuta ingles afincado en Florida, que me ha ayudado mucho con mis problemas de espalda y cadera desde que empezamos a trabajar juntos a finales del mes de enero. Ha sido como decimos en España, ¡mano de Santo! Además, nada como tiempo en casa con Alicia y los niños para recargar pilas y afrontar con energía este ‘segundo comienzo’ de temporada 2016.

Pincha aquí para leer el artículo completo