Inicio Grandes Circuitos European Tour Lo que pasa cuando Anglés pone el motor a 300 km/h…

Lo que pasa cuando Anglés pone el motor a 300 km/h…

Compartir
Pep Anglés, en el Portugal Masters. © Golffile | Thos Caffrey
Pep Anglés, en el Portugal Masters. © Golffile | Thos Caffrey

Hoyo 4. Drive descomunal. La bola de Pep Anglés toca el cielo y tarda un mundo en bajar. Queda suspendida en el aire, pero siempre avanzando. Recuerda a los saltos de Michael Jordan en los que parecía detenerse el tiempo. La bola ha salido por el lado bueno, al fade, como le gusta a él. Aterriza a más de 300 metros. Se deja un segundo golpe de poco más de sesenta. Es el valor añadido de este fantástico jugador. Su approach es magistral. Lo increíble es que no entrara. Baila encima del hoyo y se queda dada a menos de un palmo. Es lo que pasa cuando Pep pone el motor a 300 kilómetros por hora…

Anglés ha hecho hoy lo que nunca había conseguido antes en su carrera profesional. Es la primera vez que enlaza dos vueltas de 65 golpes o menos en el Challenge o el European Tour. Pero hay más. Ha igualado su tercera mejor vuelta de siempre en ambos circuitos, sólo superado por dos 64, uno en Lyon en el Challenge y otro en el Hong Kong Open. Del mismo modo, suma 45 hoyos consecutivos sin hacer bogey, o lo que es lo mismo, la segunda y la tercera ronda completa y los segundos nueve hoyos de la primera.

Pepperell, Fisher y Anglés: que cada cual viva la fiesta a su manera

No, lo de Anglés en Portugal no es un fogonazo. Es la consecuencia de tanto trabajo y, sobre todo, de haber encontrado en las últimas horas la fórmula de darle libertad a su swing. Ha soltado las riendas. Ha sido aquí, en el Dom Pedro Victoria Golf Course donde ha encontrado el equilibrio perfecto entre un swing ordenado y desbocado. Control y potencia. Si es su ventaja, hay que aprovecharla.

Sergio aún no ha encontrado la manera de meter la sexta marcha

Hoy jugaba con Mikko Korhonen y Jordan Smith. Ha sido un partidazo. Han hecho 17 bajo entre los tres y hasta el hoyo 9 no caía el primer bogey del trío. Los dos han visto matrícula durante casi toda la jornada. El drive de Pep en el hoyo 3 ha sido otra bomba. O el del 18, en el hoyo más difícil del recorrido luso. Ha vuelto a hacer 300 metros. Segundo golpe con el wedge y poco más de un metro para birdie. De manual. Los birdies en este hoy se han contado hoy con los dedos de una mano.

Anglés comenzaba fuerte la vuelta, con tres birdies en los primeros cinco hoyos. Se paraba entre el 6 y el 12, con alguna opción clara que se escapaba, como en el 8, 10 ó 12 y volví a subirse al caballo de los birdies en el 14 para un gran final con aciertos en ese hoyo, el 15 y el 18. Una lástima que se le escapó en el 17 después de fallar la calle y verse obligado a jugar de tres a green.

VÍDEO: Pinceladas interesantes del calendario más inmediato de la Armada

Anglés necesita otra gran vuelta este domingo para rematar la faena y seguir peleando por mantener la tarjeta del European Tour. Realmente está lejos. Tanto que ni siquiera un segundo puesto en solitario le metería entre los 110 primeros de la Race to Dubai, pero lo importante ahora mismo no es tanto las cuentas como ir reconstruyendo la confianza con vueltas de este calibre. Si mantiene esta libertad y control en su swing, el golfista de Llavaneras no tendrá que preocuparse de echar mano de la calculadora, ya que la tarjeta caerá por su propio peso. De momento, está octavo en el Portugal Masters, a seis golpes dle liderato. Saldrá en el antepenúltimo partido del día junto a Haotong Li y Oliver Fisher.

Consulta aquí los resultados en vivo