Inicio Grandes Circuitos European Tour Shane Lowry gana por la regla de tres

Shane Lowry gana por la regla de tres

Compartir
Shane Lowry posa con el trofeo de ganador del Abu Dhabi HSBC Championship 2019. © Golffile | Thos Caffrey
Shane Lowry posa con el trofeo de ganador del Abu Dhabi HSBC Championship 2019. © Golffile | Thos Caffrey

Shane Lowry (-18) ha vuelto a ganar en el circuito europeo tres años y medio después de haber tocado un alto techo con su victoria en el WGC Bridgestone Invitational. Se ha impuesto en el Abu Dhabi HSBC Championship, primer torneo de las Rolex Series de la temporada, superando en un final apretado a Richard Sterne (-17). Claves habrá unas cuantas, seguro, entre otras cosas porque el irlandés de 31 años se ha hartado de pegar hierrazos, pero en un sentido figurado hay que destacar su espectacular ‘regla de tres’ de la semana, que ha consistido en arrasar los pares 3 del Abu Dhabi Golf Club, firmando hasta once doses en las cuatro rondas, los dos últimos en la cuarta y definitiva.

El milagro de Pablo y la espina de las Rolex Series

Once doses, récord en la historia del circuito europeo. Once señores birdies en los dieciséis pares 3 que ha jugado. Hay que escribirlo y releerlo para creerlo. Hoy, además, lo hacía en el hoyo 4, el único par 3 del campo que le quedaba por conquistar.

VÍDEO: La antológica recuperación de Lowry que valió medio trofeo

Además, y a modo de apunte necesario y postrero, conviene resaltar también el putt que embocaba en el 17 para salvar un par que parecía imposible, así como el hoyo 18 impecable que jugaba a continuación, cuando más apretaba la presión, dejándose un putt de eagle de unos siete metros para asfixiar a Sterne. El sudafricano, que había llegado a tomar las riendas del torneo con cuatro golpes de ventaja sobre el irlandés en el hoyo 11 (cerraba los primeros nueve con seis birdies…), sucumbía en el tercio final de vuelta, justo cuando Lowry protagonizaba una potente y desesperada carga final, tratando de recuperar un liderato que había sido suyo durante toda la semana.

Lo que Rafa siente cuando patea bien (como hoy)

Es posible que Sterne haya sentido vértigo después de más de cinco años sin ganar, pero queda claro que está de vuelta y que su ingreso en el círculo victorioso es cuestión de tiempo, porque golf tiene para aburrir. Sólo las lesiones (sufrió en su día una espondilitis anquilosante, dolencia parecida a la que tantos problemas ha traído a Olazábal a lo largo de su carrera) y sus secuelas (la pérdida de confianza, sobre todo) lo habían sacado de la élite mundial. Lowry, por su parte, regresará a todas las grandes citas, pues con este resultado se asegura la presencia en los dos primeros campeonatos del mundo, y deja también más que encaminado el objetivo de meterse en el Masters.

Richard Sterne en la jornada final en Abu Dhabi Golf Club. © Golffile | Thos Caffrey
Richard Sterne en la jornada final en Abu Dhabi Golf Club. © Golffile | Thos Caffrey

– Adri Arnaus (-8) ha cerrado el torneo con una vuelta sólida de 71 golpes, uno menos en el día, en la que encadenaba de entrada hasta trece pares consecutivos. Lo suyo de esta semana ha sido una presentación más que notable en los grandes acontecimientos. Tiene temple y marcha por el campo con el aplomo de los grandes jugadores. Hay madera. Tiene el don, como se dice ahora. Estamos a 19 de enero, no lo olvidemos, y con 137 puntos sumados ya en la Race  tiene recorrido algo así como un tercio del objetivo de mantener los derechos de juego en su temporada de novato. Se ha hecho ver y sentir y sólo ha sido cuestión de detalles que no se haya metido mucho más arriba en la clasificación, porque en realidad ha tenido casi siempre las vueltas bajo control.

Fleetwood apuesta por Arnaus como jugador revelación de 2019

– Dustin Johnson (-9) no ha podido brillar. Las calles, demasiado estrechas, y un rough que picaba lo suyo se lo han impedido. Pese a todo, hoy firmaba un 67 jugando junto a Jorge Campillo y se aupaba hasta el puesto 16º, que no es ninguna miseria. Los top-20 se le caen del bolsillo incluso en las semanas más tontas.

Mike Lorenzo Vera durante la ronda final en Abu Dhabi. © Golffile | Thos Caffrey
Mike Lorenzo Vera durante la ronda final en Abu Dhabi. © Golffile | Thos Caffrey

– Mike Lorenzo Vera merece una mención especial. El francés había iniciado el torneo con un esplendoroso 65, pero aquella misma noche del miércoles acababa en urgencias de un hospital, víctima de una infección de garganta y oído que se le estaba complicando, y con cuarenta grados de fiebre. Sufrió lo indecible para jugar en la segunda ronda y en ningún momento ha llegado a sentirse al ciento por ciento, pero hoy remataba con un gran 68.

Una revolucionaria e histriónica técnica para mejorar el putter

– Brooks Koepka (-11), que ha completado un torneo más que decente, estaba convencido de que podía firmar una vuelta de sesenta y pocos, siempre y cuando fuera capaz de coger calles. Y nunca ha terminado de hacerlo con la regularidad necesaria, aunque en la hora de la verdad hoy también le ha faltado acierto en los greenes. No obstante, no se le puede poner mala nota.

– Por último, en una jornada de nuevo ventosa hay que destacar el 65 final de Joost Luiten (-15), mejor tarjeta del día con eagle final en el 18, que le ha llevado hasta el tercer puesto en solitario.

Consulte aquí los resultados del Abu Dhabi HSBC Championship