Inicio Grandes Circuitos European Tour Un sábado cruel (Rahm aparte) que aún deja ver la botella...

Un sábado cruel (Rahm aparte) que aún deja ver la botella medio llena

Compartir

Sólo Christiaan Bezuidenhout (-10) ha escapado de momento a la  previsión del -6 como resultado ganador (por lo que se ve, más que razonable y certera), que fue el registro más repetido por los profesionales en los días previos al torneo. El caso es que Valderrama se ha ido poniendo cada vez más serio, más picante, bien fuera ayudado por el viento (ayer) o gracias al progresivo endurecimiento de los greenes (hoy), y aquellos 51 jugadores por debajo del par del jueves ya se han visto severamente reducidos a 21. Y lo que queda mañana…

Jon sacude Valderrama y se mete en el partido estelar del domingo

Tres españoles salían hoy en los dos últimos partidos, un escenario apasionante para el Estrella Damm Andalucía Másters. Y ninguno de los tres ha podido mantenerse ahí arriba, en lo más alto y en el epicentro de la batalla. Sergio García (-2) y Adri Arnaus (-2) firmaban sendas tarjetas de 73 golpes y Álvaro Quirós (+1) se iba hasta un 76, seguramente de un modo excesivo y cruel, porque por los primeros nueve hoyos estaba jugando mejor que su compañero de partido, el líder, y sin embargo los cerraba con un parcial de +1.

Un par mágico desde los baños del 11 y otras lindezas

Tampoco Sergio parecía entender demasiado qué ha ocurrido, sobre todo y precisamente en esa primera mitad del recorrido, que saldaba con un parcial de tres sobre par. “Creo que hoy sólo he fallado dos golpes, he sentido que le he pegado muy bien a la bola todo el tiempo, pero parece que no he conseguido que la bola botara donde tenía que hacerlo en estos greenes tan duros”, explicaba el de Borriol. Arnaus, por su parte, se lo tomaba con filosofía, consciente de que en un campo tan exigente hay que afinar todavía más para salir airoso.

Se como sea y todos pendientes de lo que sea capaz de hacer Bezuidenhout, hay otro ángulo mucho más halagüeño desde el que se puede mirar la realidad de este espléndido torneo, en vísperas de la ronda decisiva: al fin y al cabo tenemos a seis jugadores de la Armada por debajo del par y metidos dentro del top 15. La botella, por tanto, puede verse medio llena sin necesidad de mentir a nadie. Si el sudafricano derrapa y abre las puertas, cualquier cosa puede pasar, porque incluso Jorge Campillo (-1), que hoy remontaba con un sobresaliente 68, podría tener una remota opción de dar la campanada. Qué decir entonces de Eduardo de la Riva (-2), que hoy se ha metido en la pomada con un 69, o de Pablo Larrazábal (-2), que van a salir a sólo tres golpes del segundo puesto junto a García y Arnaus. Obviamente, Jon Rahm (-5) es ahora la opción más factible del golf español, pero hay que insistir: si el sudafricano no tiene el día, el abanico de posibilidades se abrirá muchísimo y las maniobras en la clasificación pueden ser vertiginosas en un campo donde la línea que separa el birdie del doble bogey puede ser muy delgada. En este sentido, el japonés Tanihara (-5) y los belgas Colsaerts (-3) y Detry (-3) también tienen mucho que decir.

Vídeo | Sergio deja una recuperación a lo Seve en el 16 de Valderrama

No olvidemos que este domingo hay en juego tres plazas para el British Open que conseguirán los tres primeros que acaben dentro del top ten y que no estén ya clasificados. Pues bien, de todos los jugadores que ahora mismo están bajo par en la tabla, sólo Rahm, Sergio, Campillo y Sullivan tienen asegurada su presencia en Portrush el próximo mes. De la Riva, Larrazábal y Arnaus, por tanto, aspiran a ese premio por añadidura. Y hasta Álvaro Quirós o Samuel del Val (+1) podrían dar la sorpresa si consiguieran firmar algo así como la mejor tarjeta del día.

Siga aquí los resultados en directo

El golpe sutil de Quirós desde el tee del 3 de Valderrama para dejarla dada