Inicio Grandes Circuitos PGA Tour A Rahm se le atraviesa otro domingo

A Rahm se le atraviesa otro domingo

Compartir
Jon Rahm esta semana en Pebble Beach. © Golffile | Eoin Clarke
Jon Rahm esta semana en Pebble Beach. © Golffile | Eoin Clarke

Ted Potter Jr. (-17) se ha llevado el AT&T Pebble Beach con una limpieza extraordinaria, siguiendo la hoja de ruta precisa y correcta en un recorrido, el de Pebble Beach, cuyos greenes estaban de US Open. Endemoniados. Si sumáramos un rough algo más denso y penalizador obtendríamos en la operación el escenario global del US Open de 2019, que se va a disputar en este magnífico rincón de California.

Ted Potter Jr., ganador del AT&T Pebble Beach Pro-Am. © Twitter PGA Tour
Ted Potter Jr., ganador del AT&T Pebble Beach Pro-Am. © Twitter PGA Tour

Potter hacía el trabajo brillante, los birdies, por los primeros siete hoyos, que es donde mejor podía hacerse, mostrando un fantástico equilibrio bajo presión, porque además había comenzado con bogey en el hoyo 1, y jugando los segundos nueve con precisión y prudencia de cirujano: siete greenes en regulación resueltos a dos putts y dos recuperaciones ejecutadas sin apenas sobresaltos. Intachable su actuación. Ahora sólo queda ver dónde le lleva este salto cualitativo en su carrera, una vez que ha sumado su segundo triunfo en el circuito más importante del mundo. De momento, ya tiene asegurada su presencia en el Masters por segunda vez en su carrera (lo jugó en 2013 y no pasó el corte).

CRÓNICA | Rahm lo ha vuelto a hacer

Jon Rahm (-7) ha cerrado con mal sabor de boca este tramo de la temporada de cuatro semanas consecutivas de competición, tras firmar un 76 en la última ronda en Pebble Beach, cuando en realidad salía con opciones de victoria. Lo peor que ha hecho en este tiempo, en el que no olvidemos que cosechaba su segunda victoria en el PGA Tour, ha sido terminar 29º en el Farmers y 26º esta semana, pero seguro que el joven de Barrika no está ni siquiera moderadamente satisfecho. Porque, por suerte o por desgracia, es probable que el triunfo en el CareerBuilder se le antoje ya hasta lejano. Este es el precio que tienen que pagar aquellos que, sin concesión alguna, salen a jugar cada semana con el cuchillo entre los dientes.

Rahm ha llegado a la última ronda en el Farmers, en Phoenix y en el AT&T con opciones reales de victoria

El caso es que a Jon se le ha atravesado otra vez el domingo, por tercera semana consecutiva. Después de ganar en La Quinta no aflojó ni un ápice. Hambre y talento a partes iguales. Hasta el punto de haber llegado a la última ronda en el Farmers, en Phoenix y en el AT&T con opciones más o menos razonables de victoria, pero reales a todas luces, contantes y sonantes. En Torrey Pines salía el domingo a cuatro golpes de la cabeza, en décima posición; en el TPC Scottsdale, segundo, a un solo golpe del líder; y en Pebble Beach, quinto, a tres golpes de Potter y Dustin Johnson. Tres tropiezos dominicales, con tarjetas de 77, 72 y 76, respectivamente, que le van a hacer pensar y que escuecen lo suyo, aunque a vista de pájaro, en un análisis general, su trayectoria siga siendo en realidad extraordinaria.

VÍDEO | El increíble putt de birdie de Jon en el hoyo 8 de Spyglass

La lectura que puede hacerse es que a Jon las prisas le sientan fatal (como a la mayoría, por otro lado). La carrera por el número 1, primero, sin duda le provocó más ansiedad de la habitual, tal y como él mismo ha reconocido. Aunque hoy, en Pebble Beach, los tiros ya no iban por ahí. El problema ha sido más bien de estrategia general, porque los segundos nueve, en el momento en que los han jugado los últimos partidos, estaban más para guardar la ropa y atacar, si acaso, en momentos puntuales, esperando el patinazo de los líderes (muy en plan US Open).

Jon, después de un reposo cicatrizante volverá a la carga en México, en el primer campeonato del mundo del año

Rahm lleva tiempo repitiéndoselo a sí mismo en voz bajita: dejar que las cosas sucedan, que caigan por su propio peso, sin forzar más de la cuenta… Pero los temperamentos fuertes tienen estas cosas, que no siempre se pueden atar. Le cuesta muy poquito resetear, por otro lado, e identificar las faltas, los errores, así que después de un reposo cicatrizante volverá a la carga en México, en el primer campeonato del mundo del año, dispuesto a dar la talla y a ganar, que es de lo que se trata y lo que también, por cierto, casi siempre consigue.

Rafa arrancó la última vuelta con este precioso dardo

Rafa Cabrera Bello (-7) cerraba el torneo con una vuelta de PAR que tampoco le habrá dejado nada satisfecho, sobre todo si miramos los primeros siete hoyos. Comenzaba fortísimo con sendos birdies que se había dejado dados en los hoyos 1 y 2, pero es que en los hoyos 3 y 4 volvía a dejarse dos buenas opciones de birdie, que no conseguía convertir, y en el 7 sumaba tres putts y el consiguiente bogey cuando estaba pateando para birdie desde metro y medio… El canario ha jugado buen golf esta semana y en realidad tiene la temporada en el PGA Tour muy bien orientada a estas alturas, así sólo hace falta que cuadren dos detallitos para verlo luchando por su primera victoria en Estados Unidos. ¿Será en Riviera esta semana que viene?

Consulte aquí los resultados en directo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here