Inicio Blogs Carlota Ciganda Cuando salgo a la calle me siento un poco culpable

Cuando salgo a la calle me siento un poco culpable

Compartir
Carlota Ciganda, con el kit de gimnasia en su cocina.

Hola a todos desde Scottsdale, Arizona. He decidido quedarme en Estados Unidos tras el estallido de la crisis del coronavirus porque de momento las cosas están mejor aquí que en España. Pensé en volver a Navarra, pero viendo cómo está la situación, confinados y sin poder hacer nada llegué a la conclusión de que era mejor permanecer aquí… al menos de momento.

Podcast exprés: Charla de cuarentena con Sergio García

Os cuento cómo lo estamos viviendo en Arizona. Hay muchas cosas cerradas. No hay universidades, ni colegios y prácticamente no abre ninguna tienda, a excepción de supermercados y farmacias. No hay mucho que hacer, pero al menos no hay orden de confinamiento. Se puede salir a la calle, aunque la verdad es que te cruzas con muy poca gente.

Los salvajes datos de Tiger Woods en el WGC Match Play

Estoy pasando estos días con James, mi novio, y al menos tenemos el desahogo de poder salir cada día un par de horas a dar un paseo, al parque o a la montaña. Os confieso que me siento un poco culpable cuando estoy por la calle. Estoy muy al tanto de lo que sucede en España, sé el esfuerzo que está haciendo toda la gente por quedarse en casa, es encomiable, e imagino que aquí acabará llegando también. Aunque nunca se sabe. Estados Unidos es un país muy peculiar y a excepción de Nueva York, San Francisco, Los Ángeles y otras grandes ciudades, la población está muy dispersa, no hay grandes aglomeraciones. Pero bueno, ya veremos. Creo que en un mes Estados Unidos va a ser la locura con el virus.

Golf en la red: el álbum de Gonzalo, las bromas de Jon, el chándal de Campillo…

Pienso que todo esto que estamos pasando nos va a cambiar mucho. Ahora mismo cuando andamos por el parque, que es muy grande, la gente se aparta cuando vas a cruzarte con ellos. La gente tiene mucho miedo. Me da la sensación de que todo esto va a crear una sociedad más distante. Al menos al principio. Nos va a costar volver a tocarnos como antes. Si la cosa se pone muy fea en Estados Unidos no descarto volver a España, aunque claro, ya veremos si es posible cuando llegue el momento.

El aspirante (un relato de ficción) Capítulo siete: Como un espectro blanco y difuminado

En cuanto a mi día a día, hago un poco de físico, o en casa o en el parque con nuestro preparador. Son sesiones al aire libre, dos días en semana, y están muy bien. En casa estoy leyendo, viendo películas, torneos de golf antiguos… Me doy cuenta estos días del enorme tiempo que cubre el deporte, cuánto entretiene. Ahora no hay competición para ver y da la sensación de que existe un vacío enorme, al menos para mí que me encantan todos los deportes.

La alfombra que usa para patear.

Me estoy leyendo un libro que se llama ‘El poder sin límite’, de Anthony Robbins. Lo recomiendo. Tiene mucho de coach. Se refiere a la parte mental y me está gustando. En cuanto a cosas que he visto, el documental de las hermanas Jutanugarn de Netflix está muy bien.

No sabemos cuándo vamos a volver a jugar. Mike Whan, comisionado del LPGA, nos mandó un vídeo hace unos días y nos dijo que iba a intentar concentrar todos los torneos que pueda cuando se reanude la competición, pero ahora mismo no se puede saber nada.

Bueno, cuidaros un montón y mucha salud, que es lo más importante. Os dejo un par de vídeos que he hecho en casa de los ‘challenges’ que están de moda en las redes. Yo ni siquiera los he subido, pero así os entretenéis un rato. Por cierto, el del papel higiénico me salió después de algunos intentos…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here