Inicio Grandes Circuitos DP World Tour Todos los caminos de Shane Lowry conducen a Roma

Todos los caminos de Shane Lowry conducen a Roma

Compartir
Shane Lowry. (© Golffile | Eoin Clarke)

No hay quien le quite a Shane Lowry de la cabeza la Ryder Cup. Ya demostró con creces su pasión por esta competición en la pasada edición de Whistling Straits. Sus puños al viento en cada putt embocado y sus lágrimas tras la derrota han quedado grabados en la retina de los aficionados de Europa.

Han pasado tres meses desde la victoria amplia de Estados Unidos y a Lowry aún le escuece lo que allí ocurrió. Quedan aún 20 meses para la próxima Ryder y Shane no piensa en otra cosa. Por eso, cuando le preguntan por sus objetivos para 2022 su respuesta es franca y directa: meterme en el equipo de la Ryder Cup.

Todos los caminos de Lowry conducen a Roma en 2023. Aún no ha empezado la clasificación para la Ryder, pero el talentoso campeón del Open Championship no piensa en otra cosa. «Sé que todavía queda mucho para Roma, pero es lo que deseo con todas mis fuerzas. Quiero estar en la Ryder, quiero volver a formar parte de ese equipo y quiero venganza. Quiero ayudar a Europa a ganar la Ryder Cup. Es mi motivación, mi referente. Cada vez que no esté jugando bien en una semana cualquiera, pensaré en la Ryder para acabar lo más arriba posible. Significa todo para mí», apunta.

La declaración de amor de Lowry hacia la Ryder es absoluta. De hecho, él sabe que estar en Roma es un camino de largo de recorrido y hay que estar bien pronto. No se pueden dejar los deberes para el final. «Mi objetivo a corto plazo, para este año, es ganar más torneos, pelear en los Grandes y convertirse en un sólido top 20 del mundo. Yo no voy a pedir ser el Número Uno del mundo, pero un top 20 sólido sí creo que puedo serlo», asegura.

Lowry ha hecho estas declaraciones durante una comparecencia especial ante los medios con motivo de su participación en el Saudi International. Respecto a la polémica entre el PGA Tour, European Tour y Saudi Golf, el irlandés se mantiene al margen. «Yo no soy político, yo soy golfista y me gano la vida jugando al golf donde puedo. No habría entendido que no me hubieran dejado jugar este torneo. He jugado otras veces torneos del Asian Tour y no me han puesto problemas, no esperaba que esta vez fuera diferente. Yo tenía firmado un contrato de tres años con ellos y se cumple este año. Veremos qué ocurre en el futuro», señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here