Inicio Grandes Circuitos European Tour Campillo reserva plaza de nuevo en la zona noble (y aún pudo...

Campillo reserva plaza de nuevo en la zona noble (y aún pudo ser mejor)

Compartir
Jorge Campillo. © Golffile | Thos Caffrey
Jorge Campillo. © Golffile | Thos Caffrey

Excelente vuelta de Jorge Campillo (-9) en la segunda jornada del Maybank Championship de Malasia, una larga jornada que en realidad comenzaba con el final de la primera ronda y que, libre de interrupciones meteorológicas, ha puesto el torneo al día. El extremeño, como en Abu Dhabi, vuelve a asomarse a los últimos partidos del sábado. Allí se metía incluso en el partido estelar de la tercera ronda; aquí, de momento, tras firmar un 66 libre de bogeys se ha situado a dos golpes de los líderes, el insultantemente joven tailandés Phachara Khongwatmai (-11) y el italiano Nino Bertasio (-11).

Campillo atisba en Abu Dhabi su yo de Indiana…

Phachara Khongwatmai durante la segunda jornada del Maybank Championship. © Golffile | Thos Caffrey
Phachara Khongwatmai durante la segunda jornada del Maybank Championship. © Golffile | Thos Caffrey

Dos apuntes acerca de los líderes. Ambos han roto algunos esquemas en los últimos tiempos. El tailandés, obviamente, por el descaro con el que se le ve a su edad (tiene 18 años), aunque en la Gira del Desierto, que él se tomaba como un examen, no haya brillado. El italiano, por su parte, es un estajanovista convencido: el año pasado jugaba hasta 33 torneos, con una racha final de diez semanas consecutivas, desde mediados de agosto y hasta finales de octubre, consiguiendo los mejores resultados precisamente en las dos últimas semanas de aquellas diez, en el Open de Italia y en Valderrama. A eso se le llama romper los esquemas establecidos, aunque es cierto que necesitaba seguir jugando para salvar La tarjeta, hasta que finalmente lo consiguió. Es duro de mollera, por tanto, dicho en el mejor sentido, y tiene buen motor. A Bertasio le costó lo suyo llegar a la primera división y regará los campos de sangre, sudor y lágrimas para mantenerse. Por falta de paciencia y determinación no será que no triunfe. Es uno de los fijos, además, en cualquiera de las zonas de entrenamiento, calle de prácticas, juego corto, putting green…

Jorge Campillo ha jugado un golf sobresaliente de tee a green

De nuevo en los últimos partidos de la tercera ronda, decíamos de Campillo. El extremeño ha jugado un golf sobresaliente de tee a green. Sólido desde el tee, muy certero con los hierros. Después, con el putter en la mano, ha sufrido lo mismo que la mayoría, porque los greenes del Saujana Golf están tremendos, revueltos, muy complicados de leer, sobre todo con el pelo en contra. Un dato: hasta pasado el hoyo 5, el 14 de su vuelta, ninguno de los cuatro putts de birdie que había embocado pasaban del metro de distancia. De hecho, en ese tramo había fallado hasta cinco putts de birdie entre el metro y medio y los cuatro metros…

La historia | Casi sin luz y con una tormenta en el cogote…

En contrapartida el campo se está jugando corto sin viento y los greenes reciben blandos, así que seguramente por eso el corte se iba hasta -4, amagando hasta el final con llegar a -5. Muy exigente. Seguro que Javier Colomo (-6) le ha sacado rédito a su experiencia asiática a la hora de manejarse en estos greenes, pero no nos engañemos, a él también le gusta patear en tapetes nobles y limpios. Hay otro modo de hacerlo, eso sí: en el hoyo 8, no tenía que coger el putter, pues embocaba para eagle desde 134 metros con el hierro 9 en las manos. La bola botaba un metro corta y después cogía el caminito del hoyo, bendita y obediente.

Pablo Larrazábal en el hoyo 10 durante la segunda ronda en el Saujana Golf. © Golffile | Thos Caffrey
Pablo Larrazábal en el hoyo 10 durante la segunda ronda en el Saujana Golf. © Golffile | Thos Caffrey

Consulte aquí los resultados en directo

Justo en la frontera del corte se han quedado Carlos Pigem, Pablo Larrazábal y Adrián Otaegui. Un agradecido respiro el que se toma Pigem tras fallar el corte en Dubai, y sobre todo Larrazábal, tras quedarse fuera el fin de semana en Abu Dhabi y Dubai y, además, firmar hoy un tenebroso doble bogey en el primer tercio de la ronda. El barcelonés necesitaba como el comer este alivio para ahuyentar fantasmas y comenzar a mirar hacia arriba. Lo bueno del asunto es que la tabla está muy apretada, con tan solo siete golpes entre los líderes y el corte, así que aquí todo el mundo todavía tiene algo que decir.

Un pequeño homenaje al coraje