Inicio Grandes Circuitos European Tour Cañi y Pigem, al borde del abismo en medio de un alud...

Cañi y Pigem, al borde del abismo en medio de un alud de birdies

Compartir
Johannes Veerman. (© Golffile | TJ Caffrey)

La ansiedad y la depresión son los grandes enemigos del Open de Sudáfrica que ha empezado este jueves en el Randpark Golf Club de Johannesburgo con una avalancha de birdies de época. Se ve que en el Circuito Europeo no funciona eso de la vuelta al cole progresiva. El primer día de escuela en 2020 ha sido de vértigo, a birdie limpio, acelerador a fondo y el que pueda que arree…

Sergio García: cuarenta instantes para celebrar su cuarenta cumpleaños

Ansiedad porque los pares saben a bogey y los bogeys a tragedia. Porque los birdies te sirven para mantener el ritmo, pero en ningún caso son garantía de nada excepcional. De hecho, se convierten en una obligación. Y depresión porque estampas la firma en tu tarjeta de 66 golpes y te marchas a casa estando fuera de los 20 primeros. Con 65 apenas te metes por los pelos entre los diez mejores y una vuelta de PAR te pone a años de luz del corte.

Este es el panorama que pinta en el Open de Sudáfrica después de una primera jornada que se ha disputado en condiciones perfectas. La lluvia caída anoche sobre los recorridos Firethorn y Bushwillow del Randpark han hecho que el arranque del torneo sea un puro festival de birdies. Casi 100 jugadores han bajado de 70 golpes y algo menos de 140 han ganado al campo. Recuerden que hay 240 golfistas y que se juega el jueves y el viernes en dos campos. El sábado y el domingo, después del corte con los 65 mejores y empatados, se disputarán en el Firethorn.

DeChambeau se replantea jugar en Abu Dhabi por la tensión en Oriente Medio

Establecidas las reglas del juego, no quedaba otra que volar bajo para meterse arriba. Alejandro Cañizares (+1) y Carlos Pigem (+4) no lo han conseguido y se han colocado al borde del abismo. Si se mantienen las mismas condiciones benévolas de juego, el corte este viernes podría estar fácil en seis bajo par. Esto significa que Cañi necesita un 64 y Pigem un 61 para meterse en el fin de semana. No es imposible, ni mucho menos, pero hay que jugar muy bien.

Los 10 datos que debes conocer del Open de Sudáfrica

Lo único positivo del resultado de los españoles es que han jugado en el recorrido Firethorn, sensiblemente más sencillo que el Bushwillow. Los números no dejan lugar a la duda:

  • De las nueve mejores vueltas, ocho fueron en el Firethorn y una en el Bushwillow.
  • De las 67 mejores, 25 fueron en el Firethorn y 42 en el Bushwillow.

Esto significa que aún hay margen de maniobra. Pigem necesita una vuelta épica, es obvio, pero Cañi tiene que hacer lo que hoy sí han logrado hasta nueve jugadores: 64 golpes o mejor en el Bushwillow.

El norteamericano Johannes Veerman (-9) es el primer líder del Open de Sudáfrica. Otro estadounidense buscando suerte en el European Tour. Su actuación no debe causar mucha sorpresa. Aunque venga de la final de la Escuela, donde acabó en el puesto 28º, justo para coger tarjeta, su inicio de temporada ha sido más que notable: 7º en el Alfred Dunhill, 21º en el Afrasia Mauritius y 10º en el Australian PGA Championship. Es un jugador en forma, que estudió en la misma universidad que Nacho Elvira y Adri Arnaus (Texas A&M), y que ha pasado los cuatro primeros años de su carrera como profesional haciendo méritos en Asia.

‘Robarle’ a un sudafricano su Open esta semana es misión casi imposible…

A un golpe de Veerman se han colocado el italiano Nino Bertasio y JC Ritchie, la cuota sudafricana que no podía faltar, y a tres hay un grupo de seis golfistas entre los que están el inglés Sam Horsfield, el chileno Matías Calderón y el sudafricano Branden Grace. Mucho ojo con este último, ya que más allá de su reconocida calidad, ha presentado la mejor vuelta del día en el Firethorn. Veremos qué es capaz de hacer mañana en el recorrido más asequible.

Open de Sudáfrica: horarios y dónde ver en directo por televisión

Buen inicio también para el gran favorito, Louis Oosthuizen (-6), así como para George Coetzee y el ya ganador del European Tour, el jovencito danés Rasmus Hojgaard, ambos  igualmente con -6. Entre los gallitos se han visto varios descalabros, caso de Eddie Pepperell (+2) y Charl Schwartzel (+2). Tampoco está bien colocado Erik Van Rooyen (-1), aunque él sí tiene más margen de actuación.

Consulta aquí los resultados en vivo