Inicio Grandes Circuitos European Tour Cruel final de Sebas en Austria y victoria de un renacido Warren
El madrileño se marchó al agua en el hoyo 18 cuando estaba peleando por la victoria

Cruel final de Sebas en Austria y victoria de un renacido Warren

Compartir
Marc Warren posa con el trofeo de campeón del Austrian Open. © European Tour

El European Tour ha regresado tras el parón por el coronavirus de una manera muy parecida a como se marchó. Casualmente, un escocés y un español se han disputado la victoria hasta el final, como ocurrió en Qatar. Hace cuatro meses Jorge Campillo se impuso en un extraordinario desempate a David Drysdale. Hoy, por desgracia, la balanza ha caído del otro lado y ha sido Marc Warren (-13) quien se ha llevado el triunfo en el Austrian Open frente a Sebastián García Rodríguez (-10).

Más allá de que el madrileño no haya podido ganar, lo cierto es que el final ha sido muy cruel, con un doble bogey en el último hoyo, dejándose un buen puñado de puntos y dinero por el camino, aunque lo realmente importante este domingo, tal y como se encuentra este año la Race to Dubai, era ganar. La victoria es lo único que puede cambiar de manera ostensible la situación de un jugador, ya que otorga exención de ganador hasta el final de 2021.

Sebas se sale bajo un aguacero y peleará por el triunfo en Austria

García Rodríguez ha peleado a brazo partido de principio a fin por la victoria. Su hoyo 1 era una auténtica declaración de intenciones. Conseguía un sensacional eagle y se colocaba en la cabeza del torneo. Ya no perdería esa posición hasta el hoyo 17. Nuevamente, ha jugado muy sólido, con paciencia, aprovechando los pares 5 y tratando de evitar los problemas. Hacía dos birdies y dos bogeys y así llegaba al sprint final del torneo bien colocado y con Warren como gran rival. Los dos estaba empatados en la primera posición a -12 en el tee del 17. En el hoyo anterior, ambos desaprovecharon sendos putts de unos cinco metros para birdie.

La clave ha estado precisamente en el penúltimo hoyo. Tanto Warren como Sebastián han pegado una buena salida a calle, pero la suerte le ha dado la espalda al español. Su segundo tiro no era limpio. Esa calle del 17 tiene un árbol en la mitad y le molestaba en el golpe a green. Tanto es así que no ha podido cazarlo. Se ha quedado corto, a unos cinco metros. Desde ahí, su approach, bastante delicado, con muy poco espacio para trabajar, también ha sido corto y se ha dejado un putt muy tenso de unos tres metros.

Thomas, todo un número 1 al que casi nadie ve como tal

Mientras, Warren pegaba un buen golpe a green y se dejaba un putt de birdie de seis metros cuesta abajo, bastante difícil. El escocés lo ha metido y ha dado el golpe de gracia al torneo. Sebas ha embocado también el suyo de par, enorme contestación, pero en el 18 ha venido el desastre. Warren cazaba el green a unos 18 metros de la bandera, por lo que habría la puerta a un buen tiro y un birdie para forzar al menos el desempate. Sin embargo, García Rodríguez ha pegado seguramente el peor golpe del día. Se ha quedado muy corto y se ha ido al agua. Ha dropado y ha terminado con un doloroso doble bogey. En apenas diez minutos ha pasado de estar peleando por la victoria a terminar cuarto empatado con otros tres jugadores. Muy cruel. Demasiado para el despliegue que ha hecho durante toda la semana.

Han pasado seis años de la última victoria de Marc Warren

Por su parte, Warren se ha dejado una opción de par de metro y medio y la ha metido. Nervios de acero del escocés, ya que de haber fallado habría tenido que salir al desempate contra el alemán Marcel Schneider, que había terminado con birdie en el hoyo 18. Es la cuarta victoria de Warren en el European Tour, la primera desde el Made in Denmark de 2014. Precisamente desde ese año, el mejor de su carrera (top 50 del mundo y top 30 de la Race to Dubai) ha estado casi ‘desaparecido en combate’. En sus veinte torneos anteriores al de Austria (2019 completo y lo que llevamos de 2020) había fallado doce cortes, había sufrido dos descalificaciones y su mejor resultado había sido un 45º en el Open de Sudáfrica a principios de año. Veremos si este triunfo supone un giro real en su carrera a sus 39 años o no es más que una gota en el agua.

El mejor resultado de siempre de García Rodríguez en el European Tour

Más allá del sinsabor final, Sebas debe estar contento con el reinicio de la temporada tras el paréntesis del COVID-19. Ha vuelto entonado, con el swing bien engrasado y hambriento. Esta cuarta posición no deja de ser, de largo, el mejor resultado de su carrera en un torneo del European Tour (el torneo era ‘dual ranking’ con el Challenge Tour). Hasta ahora su listón estaba en el puesto 49º que logró en el AfrAsia Bank Mauritius Open, en diciembre del año pasado. Una demostración más de que ha llegado para quedarse, aunque le haya costado más tiempo que a otros. Una semana que debe reforzar aún más su confianza.

(VÍDEO) El drive de Tony Finau que puede volver loco a DeChambeau: 206 millas por hora

En cuanto al resto de españoles, valioso top ten de nuevo de Miguel Ángel Jiménez (-8). El malagueño ha quedado octavo tras una ronda final de 70 golpes. Una pena que se le atragantara de esa manera la vuelta de ayer pasada por agua. Su próxima cita será el British Masters, donde igualará el récord de Sam Torrance. Además, Carlos Pigem (-5) ha rematado el torneo con una tarjeta de 70 golpes para un top 25 final. Más atrás acabaron Eduardo de la Riva (-2), Pedro Oriol (-1), Santi Tarrío (+1), David Borda (+2) y Adri Arnaus (+3).

Consulta aquí los resultados en vivo