Inicio Grandes Circuitos European Tour El mensaje de Lee, los nuevos objetivos de G-Mac y su charla...

El mensaje de Lee, los nuevos objetivos de G-Mac y su charla a Dubuisson

Compartir
Victor Dubuisson y Graeme McDowel en la jornada final del Saudi International. © Golffile | Fran Caffrey
Victor Dubuisson y Graeme McDowel en la jornada final del Saudi International. © Golffile | Fran Caffrey

Graeme McDowell asegura que esta victoria en el Saudi International llega un poco antes de lo que él tenía previsto. El golfista norirlandés lleva tiempo trabajando muy duro con el gran objetivo de regresar al top 50 del mundo, pero en sus cálculos no estaba hacerlo tan pronto. Bendito problema. “Estoy encantado de tener que cambiar mi calendario, meter el WGC México Championship y, ojalá, el Masters de Augusta. No tengo ningún problema con eso”, afirmó después de ganar.

Sergio cree que está pegando a la bola al nivel del mejor año de su carrera

McDowell fue muy gráfico en su manera de interpretar el triunfo. “Esto ha sido como la patada que da inicio a un partido de rugby… Es un poco extraño ganar un torneo tan importante, donde están, por ejemplo, el Número 1 del mundo y Dustin Johnson, delante de 15 personas, pero estoy muy contento. Esto puede suponer un antes y un después”, explicó.

G-Mac calificó como claves los birdies del 14 y del 15 y, sobre todo, una mirada a la pizarra de resultados. Fue también en el 14. “No tenía ni idea de cómo iba la clasificación hasta ese momento. Fue mi primera autopsia al torneo y al verme primero después del bogey y con Pieters acabado en -9, me animó mucho. Pensé que acabando con -10 podía ganar el torneo y eso me tranquilizó. Después llegaron los birdies del 14 y del 15, que fueron impresionantes”, señaló.

McDowell gana, llora y Harrington se ríe a carcajadas

Ha sido una semana bastante emocional para McDowell, que llamaba por teléfono a su mujer y sus hijos conforme salía del hoyo 18 y antes de recoger el trofeo. Quizá el momento más bonito en este sentido llegó el sábado por la noche, cuando recibió en su móvil un mensaje de Lee Westwood. “Si yo lo hice en Abu Dhabi, tú puedes hacerlo en Arabia”, decía el jugador inglés. “Fue un refuerzo muy importante, me encantó. También me escribió Tommy Fleetwood. Es maravilloso sentir el cariño de tantos jugadores”, afirmó.

El campeón de un US Open (2010 en Pebble Beach) tiene claro cuáles son sus objetivos a corto y medio plazo y no se paran en este triunfo. “Lo que quiero para 2020 es meterme entre los 20 mejores del mundo y volver a sentir que puedo ganar un Grande en los últimos nueve hoyos del domingo”, apuntó. Y añadió: “Son objetivos exigentes, pero estoy trabajando mucho para llegar a eso y creo que es posible si tengo paciencia”, matizó.

Los ‘yankis’ oyen las plegarias de Pablo y lo ponen con pie y medio en México

Por último, tuvo un cariñoso gesto hacia Dubuisson en el mismo green del hoyo 18. Quien fuera su pareja triunfal en la Ryder Cup de 2014 no tuvo su mejor domingo. “Me encanta verlo de nuevo arriba, es un gran jugador y ojalá le vaya muy bien. Le he dicho en el 18 que me gusta mucho verlo así, peleando por las victorias, arriba. Le he comentado también que quiero que tenga un año muy bueno, que pelee los domingos por ganar y que vuelva a amar el golf como en el pasado”, remató.

Consulta aquí los resultados finales