Inicio European Tour DESDE LA JAIMA La importancia de llamarse Ignacio (o Nacho)
Apuntes y otros datos desde el Abu Dhabi Golf Club

La importancia de llamarse Ignacio (o Nacho)

Compartir
Nacho Elvira, hoy lunes en el Abu Dhabi Golf Club. © Ten Golf
Nacho Elvira, hoy lunes en el Abu Dhabi Golf Club. © Ten Golf

Una burbuja anti Covid 19 como la que gestiona el European Tour se sustenta en cientos de engranajes y muchos de ellos son meramente burocráticos. Hasta el mínimo detalle puede ser importante y siempre puede quedar un pequeño hilo a su aire. Casi depende del puro azar: un email que se perdió en una bandeja caprichosa o la transcripción ambigua de un nombre…

Nacho Elvira trataba de cruzar la pasada noche de Dubai a Abu Dhabi con todos los papeles y pruebas médicas en regla, pero el empleado de turno no terminaba de ver algo claro: en el pasaporte del cántabro ponía ‘Ignacio’, pero en la lista que él manejaba lo que aparecía era ‘Nacho’. La hora pasaba de la una de la madrugada, así que el hombre no tenía a esas horas un superior con quien consultar y, una vez detrás de otra, ante las explicaciones y ruegos del jugador, decidió optar por la vía conservadora: vuelva usted mañana…

Confesiones de pareja tras el primer día juntos en la ‘oficina’

Como si fuera tan sencillo. Pero así se hizo: Ignacio (o Nacho) tuvo que darse la vuelta, buscar hotel en Dubai, regresar unas horas después, volver a esperar otras dos horitas en el mismo control… Hasta que finalmente quedaba claro que aquel era su pasaporte y que Nacho es lo que en España, si nos ponemos pedantes, llamamos un hipocorístico (a saber: ‘nombre diminutivo o abreviado que se usa de forma cariñosa o familiar’). Pero vamos a ver: ¿es que en los Emiratos no existen los hipocorísticos? Pues vaya.

Este tipo de engorros se hacen gigantes, y hasta se viven con cierta ansiedad, en el preciso momento en que uno los está padeciendo, pero poco después quedan en meras anécdotas que incluso pueden animar una sobremesa. Ahí estaba Elvira, recién llegado al campo, subiéndose al tee del hoyo 1 a jugar nueve hoyitos.

Desde la jaima | Igualito, igualito que en España…

Nos lo dice Renato Paratore, que usa exactamente el mismo modelo de bola Callaway que ha escogido Jon Rahm, las más dura de todo el abanico: “es una bola que no se mueve nada cuando juegas con viento en contra”. Se mire por donde se mire parece una virtud, pero incluso a estas novedades tiene que acostumbrarse uno. Por cierto: uno de los objetivos impepinables de Paratore es el de meterse en la Ryder de 2023, que se juega en su ciudad, Roma, pero eso no quiere decir que no pueda debutar antes en la de 2021… Recordemos que el torneo de esta semana en un Rolex Series y que desde ya mismo los puntos obtenidos se multiplicarán por 1,5. Un buen momento para dar el gran salto…

¿Es justo el rasero con el que medimos a Rory McIlroy?

– Raphael Jacquelin cumplirá 47 años el próximo mes de mayo. El francés es un clásico del circuito europeo, pero a día de hoy no se encuentra en su mejor momento. Juega esta semana en Abu Dhabi a través de la categoría 11 (top 40 career money list) y llega como Numero 1813 del mundo. Por supuesto no entra en ninguna quiniela de favoritos, pero hay algo que no puede ni debe pasar desapercibido y que merece todos los honores: es el único jugador del planeta que ha disputado todas las ediciones de este torneo en Abu Dhabi. Todas: desde 2006 a 2020. No es tan sencillo, oiga usted. Y se dispone a jugar la decimosexta.

Sobre la polémica de Justin Thomas desde Abu Dhabi