Inicio European Tour DESDE LA JAIMA Rousaud baila sobre el alambre de las expectativas
Los datos que nos deja la jornada del miércoles del Omega Dubai Desert Classic

Rousaud baila sobre el alambre de las expectativas

Compartir

– Eduard Rousaud será el golfista español número 42 diferente que juega el Omega Dubai Desert Classic. Ya ha llovido desde que Seve Ballesteros, Miguel Ángel Martín, Miguel Ángel Jiménez y Nacho Gervás pusieron la primera piedra en el desierto allá por 1990. Ellos abrieron el camino y desde entonces son muchos y con un éxito sobresaliente los que han participado en el torneo más antiguo del European Tour en los Emiratos Árabes.

Croogjj, croogjj: los clavos de metal vuelven a escena

Rousaud, Número 6 del ranking mundial amateur, juega gracias a una invitación. Será el tercer torneo del joven golfista de Barcelona en el European Tour. Los dos anteriores fueron el Estrella Damm Andalucía Masters en Valderrama y el US Open. Lo primero que ha sentido al pisar la hierba del Majlis course es alivio. No, no todo es como Winged Foot o Valderrama. «El campo es exigente y complicado, pero al menos desde el rough se puede hacer algo. No es como el US Open que había que pegar hierros 5 a greenes duros como piedras», comentaba sonriente Rousaud.

Sergio García saca del trastero a un puñado de viejos amigos

El jugador español se enfrenta esta semana (y la próxima, ya que también estará en el Saudi International) a un duro desafío mental. Por un lado sabe que tiene una gran oportunidad por delante de hacer algo importante y acortar plazos en su camino de llegada al European Tour y por el otro tiene claro que ahora mismo la prioridad es aprender de la experiencia, ir sintiéndose cada vez más a gusto y no plantearse mayor expectativa que exprimir cada enseñanza. Se encuentra en la búsqueda de ese equilibrio entre el deseo, la ambición y la realidad.

El día que Justin Rose descubrió que Tiger Woods era de otro planeta

Rousaud lleva esta semana en la bolsa a Cristina Lagarne, su psicóloga. En principio, su caddie iba a ser Joan Bronchales, su entrenador, pero se contagió por Covid días atrás y no ha tenido tiempo de venir. Están pendientes de si podrá incorporarse la próxima semana al torneo de Arabia. Bronchales ya acompañó a Rousaud en el US Open y Valderrama.

Aquí tienen las valoraciones de Rousaud antes del torneo:

El parte del tiempo en Dubai es bastante benévolo para los próximos días. En principio, el viento no va a ser un factor esta semana. Curiosamente, el momento en el que se podría sentir con más fuerza es el domingo a partir de las cuatro de la tarde, cuando se esté decidiendo el torneo. Ahí se esperan rachas que podrían alcanzar los 33 kilómetros por hora.

Rafa estará (casi seguro) en uno de los dos torneos de Canarias

– Collin Morikawa jugará su segundo torneo regular del European Tour tras el DP World Tour Championship hace poco más de un mes. El norteamericano tendrá una nueva oportunidad esta semana de comprobar la buena química que existe entre los jugadores europeos en este circuito. «Creo que la clave de lo bien que le va a Europa en la Ryder es la química que existe entre los jugadores. Lo pude comprobar en la Final de Dubai y me llamó la atención. Terminan de jugar la ronda y se quedan hablando, riendo, pasando un buen rato… Esas cosas las deberíamos incorporar al equipo americano. Es importante», señaló. Poco después, Sergio García añadió una gran verdad: «lo importante de la química que existe entre los europeos es que se trata de algo natural no forzado».

Tee Times: Partidazos para Sergio, Jiménez y Rafa en Dubai

Precisamente, Sergio bromeó con los periodistas británicos a cuenta del vídeo del European Tour Angry Golfers. Le preguntaron si a la vista de su carácter no le ha sorprendido verse fuera del casting. El golfista de Borriol encajó el comentario con mucho humor. «Sí que me ha sorprendido. Supongo que será porque en el último año y medio estoy bastante más calmado», dijo entre risas.