Inicio Grandes Circuitos European Tour Sergio García saca del trastero a un puñado de viejos amigos
Sergio García explica a Ten Golf los cambios de material que ha hecho para Dubai

Sergio García saca del trastero a un puñado de viejos amigos

Compartir
Sergio García pega el golpe de salida en el hoyo 7 del Emirates. © Ten Golf

Sergio García jugó nueve hoyos bien temprano el lunes, dedicó el martes a los múltiples compromisos comerciales que tiene esta semana y ha jugado el miércoles el Pro-Am con varios clientes de Omega, uno de sus patrocinadores e imagen principal de este Dubai Desert Classic. Hacía casi un año que no pisaba suelo del European Tour y tenía ganas de reencontrarse con muchas caras conocidas.

El día que Justin Rose descubrió que Tiger Woods era de otro planeta

Por otro lado, es también la primera vez que sale de Estados Unidos desde que se declaró la pandemia allá por el mes de marzo. Son días especiales para el golfista de Borriol, que aprovechará esta mini gira por Dubai y Arabia Saudí para pasar después por su casa y visitar a sus padres, a los que no ve desde hace más de un año.

Sergio no parte de cero en Dubai en este 2021. Hay que recordar que ya jugó el Sentry Tournament of Champions y el Sony Open, ambos del PGA Tour y en Hawái. Dos semanas diferentes. La primera fue sólida, un buen inicio de año, mientras que en la segunda no terminó de encontrarse a gusto con los hierros y las cosas no salieron bien. Precisamente, desde el Sony al Omega se han producido cambios relevantes en su bolsa de palos. Esas malas sensaciones de hace dos semanas han precipitado una decisión que rondaba su cabeza desde hacía algunas semanas. Sergio ha sacado del trastero a unos viejos amigos.

Rafa estará (casi seguro) en uno de los dos torneos de Canarias

Concretamente, ha decidido poner en juego de nuevo los mismos hierros TaylorMade que utilizó en 2017 y que tan buenos recuerdos le traen. No es para menos. Aquel año ganó tres torneos, el Omega Dubai Desert Classic, el Estrella Damm Andalucía Masters y, sobre todo, abrazó la gloria con su triunfo en el Masters de Augusta. Los metió en la bolsa la semana pasada, entrenó con ellos en Austin, Texas, y esta semana los pondrá en competición por primera vez desde hace cuatro años. Dejó de utilizarlos a principios de 2018, después de firmar su nuevo contrato con Callaway. García no esconde que la relación con esos hierros es especial…

El otro cambio que ha introducido esta semana en la bolsa es el driver. En el Emirates Golf Club va a jugar por primera vez el TaylorMade SIM 2, un palo que ya pudo probar el pasado mes de diciembre aunque han tenido que ajustar algunas cosas hasta encontrar la cabeza con la que se encuentra completamente a gusto. También lo probó la semana pasada y está bastante satisfecho. Siente que puede envolver mejor la bola.

Sergio García pega el driver en el hoyo 5 del Majlis course. © Ten Golf

Lo que Tiger Woods se ha hecho en la espalda, explicado a los mortales

Precisamente, en cuanto a la pegada, Sergio ha confesado a Ten Golf durante el ProAm de hoy en Dubai que está moviendo el palo a más velocidad que nunca en su carrera. Obviamente, hablamos de sensaciones, ya que en 1999 no se tenían datos tan específicos y concretos como ahora, pero Sergio no tiene ninguna duda. “Yo había llegado a una velocidad de palo alrededor de las 118-119 millas por hora y ahora estoy en 123-124 aproximadamente”, asegura.

Tee Times: Partidazos para Sergio, Jiménez y Rafa en Dubai

Y cómo lo ha conseguido, nos preguntamos. Sergio responde con su habitual sencillez. “Pues es cuestión de que las varillas que jugamos ahora son algo más ligeras y, sobre todo, de la confianza. Cuando no le pegas con confianza vas más agarrado al palo y es más difícil soltarte y ahora me siento con bastante confianza”, explicó. Buena vibración. Un buen ejemplo de en qué se traduce esa notable velocidad de palo lo hemos visto en el hoyo 6 del Majlis course. Es una de las salidas más complicadas del recorrido dubaití. Sergio ha volado el búnker de la derecha, para lo que se necesita 300 yardas de ‘carry’ y ha hecho 330 yardas en total. No está nada mal…