Inicio Grandes Circuitos European Tour Diez años después el Pirata vuelve a conquistar un links en Escocia
Declaraciones completas de Adrián Otaegui tras ganar el Scottish Championship

Diez años después el Pirata vuelve a conquistar un links en Escocia

Compartir
Adrián Otaegui se abraza con Jon Rahm tras ganar el British Boys en Dundonald. © RFEG

«Ganar un torneo en Escocia, a tiro de wedge de St Andrews, es un sueño hecho realidad. No tengo palabras para expresar lo que siento. Esto es la cuna, el origen. Aquí es donde empezó todo. Es algo muy especial». Son las palabras de Adrián Otaegui apenas unos minutos después de ganar el Scottish Championship, su tercer triunfo en el European Tour y su segundo en Escocia…

Un ciclón llamado Adrián arrasa en el Scottish Championship

Hay que remontarse una década para ubicar esta historia. Finales de agosto de 2010. Campo de golf de Dundonald Links, justo al otro lado de Escocia, en la costa oeste. Otaegui tenía 17 años y ganó el British Boys, seguramente el torneo amateur más prestigioso del continente para menores de 18 años. Lo conquistó con Jon Rahm de caddie. Fue su compañero de habitación esa semana y tras caer eliminado en cuartos se ofreció para llevarle la bolsa. Días inolvidables. Fue justo ahí cuando Adrián, el Pirata, cayó enamorado de los links y de Escocia.

Por estos parajes de Escocia ocurrió algo muy curioso…

No había mejor manera de celebrar los diez años de aquel gran triunfo que con otra victoria. Le tenía ganas. «Me gustan mucho los links y aquel triunfo en el British Boys me marcó un montón. Era un torneo muy importante. Sin embargo, desde entonces, no se me habían dado muy bien estos campos, a pesar de que me gustan mucho. Tenía ganas de hacerlo bien. Hay mucha historia aquí», asegura. Como buen pirata, Adrián ya ha conquistado las dos costas de Escocia. De costa a costa, como varios de los putts que ha metido esta semana.

Otaegui asciende casi cien puestos en el ranking mundial

La satisfacción de Adrián tras el triunfo era absoluta. «Estoy muy contento. He jugado muy bien toda la semana. Desde los días de prácticas me he sentido muy a gusto. He pegado muy bien desde el tee, con los hierros y he estado muy cómodo en los greenes. Había hecho un pequeño ajuste en el putter, pero no le doy más importancia, es una anécdota. Llevo 25 años cambiando y buscando pequeñas cosas en el swing y esta es una más, no tiene importancia. Lo realmente relevante es que he estado muy cómodo y con mucha confianza toda la semana», asegura.

Si hubiera que quedarse con algún momento clave en la vuelta, Otaegui elegiría tres: «el putt de par que he metido en el 4 ha sido muy importante, sobre todo el hierro 7 que he pegado en el hoyo 11 y también el putt de metro y medio para birdie que he metido en el 12. Han sido muy importantes», señala. Aunque lo fundamental ha sido la actitud. «He estado tranquilo todo el día. No tenía ninguna expectativa cuando he salido a jugar. Cuatro golpes es una distancia considerable y sólo me he centrado en pegar buenos golpes y darme oportunidades. Después, han entrado algunos putts…».

A lo campeón: así cerró Otaegui su victoria en St Andrews

En cuanto a los objetivos a largo y medio plazo, a Adrián no le gusta ir mucho más allá de lo que tiene por delante la próxima semana. «Ahora sólo pienso en acabar bien la temporada en el European Tour y hacer un buen DP World Tour Championship. Es mi objetivo a corto plazo. Por supuesto que sueño con jugar y ganar la Ryder Cup y con ganar algún Major, pero no voy tan lejos. Prefiero centrarme en lo que tengo por delante», sentencia.

La aplastante victoria de Adrián Otaegui en Escocia, en fotos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here