Inicio Grandes Circuitos European Tour El Pirata descubre un botín en dos pequeños ajustes en el putt
Lo trabajó en Wentworth la semana pasada y lo ha rematado esta semana en St Andrews

El Pirata descubre un botín en dos pequeños ajustes en el putt

Compartir
Adrián Otaegui, con su nuevo grip hoy antes de salir a jugar en Escocia. (© Golffile | Phil Inglis)

Adrián Otaegui lleva tiempo jugando muy bien de tee a green, pero el putt le había impedido rubricar resultados mejores y estar más arriba en los torneos. El pasado jueves las sensaciones tras firmar 75 golpes en la primera ronda en el BMW PGA Championship volvieron a ser malas. Nada más firmar la tarjeta se marchó al putting green de Wentworth y se puso a trabajar para encontrar una solución. El problema venía de que abría mucho la cara del palo al subir y la cerraba al bajar. De ese modo, es difícil ser consistente en el golpeo.

Otaegui asalta el liderato en Escocia con la mejor vuelta de su vida

Hallado el problema se puso a practicar pensando en esa sensación para mantener la cara más cuadrada todo el tiempo. Corrigió un poco la postura y las cosas fueron mejor el viernes con una vuelta de 69 golpes. No fue suficiente para pasar el corte, pero se quedó en Wentworth y aprovechó la jornada de sábado para entrenar duro en el putting green y afianzar el ajuste que había hecho en la postura.

La ministra Reyes Maroto asegura que la bajada del IVA al golf está en la agenda del Gobierno

El lunes, a su llegada a Fairmont St Andrews para el Scottish Championship, realizó un segundo ajuste en el putt. Esta vez relacionado con el grip. Otaegui decidió juntar un poco más las manos estirando ambos índices hacia abajo a lo largo del mango. Mano de santo. De momento, le ha servido para conseguir lo que perseguía. La cara va más cuadrada todo el tiempo y puede patear con más confianza. Se le ve mucho mejor puesto a la bola y rueda mucho mejor. Así ha caído el 62 de hoy, con esa pequeña mejora en el putt y un juego largo sublime.

La experiencia única de jugar Shadow Creek en primera persona, por Mario Fernández

Otaegui explicó así tras su vuelta los cambios. «Tenía la sensación que podía llegar una buena ronda, no sabía hasta qué punto, pero sí tenía claro que las dos últimas semanas, aunque los resultados no fueron muy buenos, estuve jugando muy bien de tee a green. Buenas sensaciones. Sólo faltó el putt. Hoy en los greenes ha ido bien. Es el mismo putter, sólo he cambiado un poco mi postura y mi agarre. Tenía buenas sensaciones los días de práctica, pero hasta que no juegas un torneo no sabes lo que va a pasar. El putter hoy se enchufó. Esa fue la principal diferencia», afirma.

Podcast: Todo lo que hay que saber sobre la elección de la Solheim Cup 2023

En cuanto a la ronda, fue una de esas en la que parece fácil hacer resultado. «Casi todo ha ido bien hoy. Comencé con tres birdies y luego hubo dos hoyos, el 4 y 6, que se escaparon. Pero más tarde hice algunos más. Me sentí confiado y relajado. Una tarjeta de 62 es muy, muy buena». Respecto a la preparación para el torneo, apostó por mantenerse en calor y dejarse ver lo justo y necesario por el campo. «Jugué nueve hoyos el martes y nueve el miércoles, así que intenté no cansarme demasiado, porque las condiciones eran difíciles. Traté de organizarme bien. Por las tardes también me relajaba. Me quedaba en la habitación, iba al gimnasio y sobre todo traté de no tener frío. El objetivo era llegar de la mejor manera posible al jueves», aseguró.

Consulta aquí los resultados en vivo