Inicio Blogs Golf EE.UU. La experiencia única de jugar Shadow Creek en primera persona
Uno de los viajes únicos que organiza Mario Fernández permite jugar en este exclusivo campo

La experiencia única de jugar Shadow Creek en primera persona

Compartir
Mario Fernández, junto al grupo de privilegiados a los que llevó a jugar Shadow Creek en Las Vegas.

Hay muchos campos magníficos en el mundo, no cabe duda, pero si hay alguno irrepetible y único, ése puede ser Shadow Creek.

Grandes campos como Pebble Beach o Cypress Point tienen un gran diseño, pero destacan principalmente por estar situados en un entorno inolvidable. Pues bien, Steve Wynn pensó allá por 1987: “Si no tengo el entorno, pues lo fabrico” y le puso presupuesto ilimitado al mejor diseñador de los últimos tiempos: Tom Fazio. Lo primero que hizo este auténtico fenómeno fue hundir toda la finca original, totalmente plana y desértica donde se ubica el recorrido y levantar unas paredes de árboles traídos de Oregón y de Carolina del Norte que impiden ver un centímetro de arena. Resulta impresionante ver el movimiento que consiguió darle a cada hoyo viendo la orografía original del terreno.

A día de hoy, su Greenfee de $600 más unos $150 del forecaddie obligatorio y propinas es sin duda el más caro de Estados Unidos, por encima de los $525 de Pebble Beach. Esto sería una barbaridad si no fuese porque jugar Shadow Creek no es un día normal de golf… es una experiencia de lujo completa e inigualable.

Leyendas de Shadow Creek: Jordan, Obama, el Dr. J y su histriónico creador

El homenaje comienza cuando una limusina con el logo de MGM, compañía propietaria del campo, te recoge en el hotel con su chófer perfectamente uniformado. Tras recorrer los 25 minutos que separan el campo de la “Strip”, calle principal de Las Vegas, llegas a la casa club donde te está esperando el Head Professional para acompañarte en un tour por los vestuarios, la tienda, el campo de prácticas, etc… En los vestuarios puedes utilizar las taquillas de visitantes situadas al lado de las de Michael Jordan, Barack Obama o Silvester Stallone entre otros ilustres personajes.

Ya con los palos en la mano, te presentan a tu caddie que va contigo al campo de prácticas para calentar antes de la ronda. ¡Aunque no te guste practicar, la experiencia de pegar Titleist ProV nuevas desde una hierba comparable a los greenes de nuestro club, es difícil de rechazar!

Podcast: Todo lo que hay que saber sobre la elección de la Solheim Cup 2023

¡¡Y al tee del 1!! Te recibe un precioso dog leg con un arroyo que recorre toda la parte izquierda y que es sólo la antesala de una secuencia de hoyos memorables. Podría enumerar todos ellos, pero si tengo que elegir, me quedo con los hoyos el 4, 9, 15 17 y 18.

Todo es sorprendente en Shadow Creek, pero sobre todo es increíble los grandes desniveles que ha conseguido Fazio en el moldeo de su diseño y el hecho de no ver un centímetro de desierto durante la ronda. ¡Tienes sensación de estar jugando en Carolina del Norte!

Hoyo 9 de Shadow Creek.

Sin duda, la guinda al pastel es el hoyo 17, un par 3 no muy largo que algunos comparan con el 12 de Augusta. Un tiro de una belleza inigualable donde atacas un green pequeño rodeado por un lago y una cascada que te hacen sentir en el paraíso.

Hoyo 17 de Shadow Creek.

La nota pintoresca la pone la cabina telefónica estilo inglés situada en el tee del 9 desde donde puedes pedir comida y bebida y recogerlo a mitad de vuelta.

En fin, cuando esta pesadilla de la pandemia acabe volveremos a Las Vegas y jugaremos en esta auténtica joya de la ingeniería.

Si quieres ser el primero en enterarte de cuándo haremos éste y otros viajes maravillosos, suscríbete a nuestra newsletter en www.golfeeuu.com.

*Mario Fernández es el responsable de Golf EEUU, la mejor agencia de viajes de golf de España que organiza experiencias de ensueño como ésta en Las Vegas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here