Inicio Grandes Circuitos European Tour El Portugal Masters se jugará con un rough nunca visto en estos...
El Portugal Masters se podría ganar con el resultado más alto de su historia

El Portugal Masters se jugará con un rough nunca visto en estos lares

Compartir
Dom Pedro Victoria Golf Course de Vilamoura © European Tour
Dom Pedro Victoria Golf Course de Vilamoura © European Tour

El Portugal Masters celebra esa semana su decimocuarta edición consecutiva en el calendario del European Tour y siempre en el mismo escenario. Se juega en el Dom Pedro Victoria Golf Course de Vilamoura, un campo que en cuanto a exigencia ha estado durante muchos años en las antípodas de Valderrama. Es un diseño de Arnold Palmer que se concibió como resort desde el principio, es decir con la idea de hacer un recorrido entretenido y ‘jugable’ para turistas, con calles anchas y greenes generosos.

La mejor temporada de Jon Rahm en el PGA Tour: demostración empírica

El European Tour, especialmente de la mano de José María Zamora, director del torneo durante mucho años, ha ido poco a poco dando vueltas de tuerca al campo para situarlo al nivel de competitividad del circuito. Se ha avanzado mucho, se han estrechado las calles, se cambió de par 72 a par 71 (el hoyo 3 pasó de par 5 a par 4) pero los resultados en general han sido siempre bajos. En los trece torneos anteriores jugados aquí más de la mitad de las veces se ganó con un resultado de -20 o mejor y el resultado más apretado ha sido de -14, en el año 2012 con triunfo de Shane Lowry. Pues bien, en esta edición que arranca el jueves, y que cuenta con otro español, Miguel Vidaor, como director, es muy posible que estemos cerca de ese registro de -14 el domingo o incluso más alto. Casi se puede descartar un -20 ganador, aunque ya saben que en golf pueden ocurrir muchas cosas.

Podcast: La FedEx Cup, DJ, Rahm y Valderrama, bajo el microscopio

El Dom Pedro no es Valderrama, ni mucho menos, pero tampoco será esta semana una maría sometida al imperio de los birdies. Nadie duda de que se ganará, salvo sorpresa, en doble dígito, pero lo normal es que estemos en torno al -15. ¿Por qué? Pues por varias razones… La principal tiene que ver con las fechas. Nunca el Portugal Masters se había celebrado tan pronto en el calendario.

Normalmente se ha jugado en octubre, entre mediados y finales y la vez que se jugó antes fue en 2018 del 20 al 23 de septiembre. Este adelanto de diez días (como mínimo) afecta directamente a la hierba bermuda. Aún hace calor en Vilamoura y eso provoca que crezca con más alegría. No será la hierba dormida y plácida de finales de octubre, sino un enemigo más que serio. Si no se está en calle no será fácil pararla en el green ni dejarla cerca de bandera. Precisamente, este rough es una de las razones por las que Tommy Fleetwood ha decidido jugar aquí esta semana antes de viajar al US Open. Salvando las enormes distancias, entiende que puede ser un buen test previo, como un calentamiento ligero.

El UK Swing generó casi tres millones para la industria hotelera del Reino Unido

Obviamente, también va a estar más exigente el rough alrededor de green. La característica de la bermuda es que no necesita que la hierba esté muy alta para que provoque muchas dificultades, ya que las bolas se hunden, se forman nidos y es mucho más fácil que salgan golpes descontrolados, es decir los conocidos y temidos ‘flyers’. Las recuperaciones no van a ser fáciles. Eso sí, quien juegue ordenado, cogiendo muchas calles y muchos greenes podrá jugar bajo.

Los greenes están duros y rápidos. Hoy mismo en el stimpmeter estaban ya a 12,5, una velocidad muy considerable. En cuanto a firmeza, este jueves cuando arranque el torneo deberían estar a 260 en el TruFirm, aparato que mide la capacidad receptiva de los greenes. No llega a los valores de Valderrama, que llegaron a estar la semana pasada a 210 (cuanto más bajo es el dato más dura es la superficie), pero no será como tirar dardos. Los greenes, eso sí, presentan una condiciones espectaculares. La bola rueda de manera espléndida y, lo normal, es que aquel jugador que tenga una buena semana de putt, acabe embocando mucho esta semana.

Portugal Masters: horarios y dónde ver en directo por televisión

Así las cosas, podríamos estar ante el Portugal Masters más duro de su historia, aunque obviamente después dependerá de cómo se juegue esta semana. Siempre puede haber un golfista iluminado que eche por tierra cualquier predicción. El viento, por cierto, ayudará a dificultar un poco las cosas a los jugadores. Aunque no soplará ningún vendaval se esperan rachas del sureste de entre 15 y 20 kilómetros por hora el jueves y el viernes y un poco más el sábado. Un ‘moving day’ picante.

Consulta aquí los resultados en vivo