Inicio Grandes Circuitos European Tour Fitzpatrick manda y Molinari nos invita a hacer una reflexión

Fitzpatrick manda y Molinari nos invita a hacer una reflexión

Compartir
Francesco Molinari. (© Golffile | Stefano Di Maria)

Matthew Fitzpatrick (-10) es el nuevo líder del Open de Italia tras la segunda jornada. El golfista inglés ha entregado una tarjeta de 65 golpes, la mejor del día junto a Mike Lorenzo-Vera, y se ha colocado primero en solitario con un golpe de ventaja sobre el danés JB Hansen y tres sobre un grupo de cinco jugadores de enjundia: Justin Rose, Graeme McDowell, Shubhankar Sharma, Andrew Johnston y Rory Sabbatini.

El liderato de Fitzpatrick casi se podría decir que ha caído por su propio peso. El campo del Olgiata Golf Club de Roma le va como anillo al dedo. Es estrecho, revirado, de colocar bola, cazar muchas calles y greenes y patear bien. Si a esto le unimos que la meteorología es perfecta, hace calor y sus bolas menos altas y más penetrantes corren con soltura por las calles, la solución es una cascada de birdies.

Los ‘adrianes’ hacen bien los deberes en Italia

Fitzpatrick ha conseguido siete birdies sin hacer nada de otro planeta, tal y como se desenvuelve este chico con cinco victorias en el European Tour. No hace ruido. ‘Sólo’ juega muy bien al golf, comete muy pocos errores y mueve el putt como nadie en el mundo. Esta es la razón de que tantas semanas al año esté arriba, y cuando más difícil es el campo, mejor para él, más a gusto y más se diferencia de los demás.

VÍDEO: Ejecución exquisita de uno de los golpes más difíciles que hay en golf

Uno mira el Olgiata y piensa que lo lógico es que Fitzpatrick esté arriba. Pero claro, el golf no siempre es una materia lógica. Más bien al contrario. Se empeña muchas veces en hacer cosas extrañas. Ilógico y extraño, por ejemplo, es que Francesco Molinari (+5) se haya quedado fuera del corte, y no precisamente por poco, aunque lo luchó hasta el final. Sólo enseñó la bandera blanca tras fallar el segundo golpe en el hoyo 17 y salir con un doble bogey del último par 5. Si las condiciones del recorrido romano le van a bien a Fitzpatrick, qué decir de Francesco. Parece un campo diseñado para él, pero el turinés no ha estado bien ninguno de los dos días. Le ha costado cazar calles y, sobre todo, no se ha mostrado brillante con los hierros, una de las señas de identidad de su juego. Ha ido a remolque todo el tiempo y se ha terminado quedando fuera.

El WGC HSBC Champions pierde músculo respecto a hace un año

Seguramente, este corte refuerza su teoría expresada en una entrevista reciente donde reconocía que no había dedicado al entrenamiento tantas horas como hubiera querido en este 2019 debido a los compromisos creados como campeón del Open y héroe de la Ryder Cup.

Su batacazo deja un enorme vacío en el torneo de su país y, de paso, nos invita a nosotros a hacer una sincera reflexión sobre lo que vivimos la semana pasada en el Club de Campo Villa de Madrid. Lo que hizo Jon Rahm en el Mutuactivos Open de España tiene un mérito extraordinario. Llegar como el mejor jugador del torneo, el referente actual del golf español y defensor del título y volver a ganar no está al alcance de cualquiera. Es complicadísimo y hay que darle mucho valor. Lo que le ha ocurrido a Molinari es la gran demostración.

La emotiva e inspiradora carta de Pettersen a su hijo tras ganar la Solheim

Y no sólo por la victoria de Rahm… Acabar con cinco españoles entre los siete primeros es algo maravillosamente excepcional. Esta semana en el Open de Italia, por ejemplo, después de dos jornadas sólo Andrea Pavan (-6) está metido en el top ten entre los italianos. Y para encontrar al siguiente hay que irse al puesto 21º, con Guido Migliozzi (-4). Eso sí, ojo con Pavan, que está metido en la pelea en el campo donde aprendió a jugar al golf. Veremos de lo que es capaz el fin de semana.

Consulta aquí los resultados en vivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here