Inicio Grandes Circuitos European Tour La cena sabe mucho mejor tras pegar ese hierrazo 2…
Gran inicio de Nacho Elvira en unas condiciones difíciles en el Irish Open

La cena sabe mucho mejor tras pegar ese hierrazo 2…

Compartir
Nacho Elvira. (© Golffile | Thos Caffrey)

Nacho Elvira (-1) mantenía su primera vuelta en el Irish Open absolutamente bajo control. Había jugado quince hoyos casi de libro. Un golf muy ordenado, efectivo, sin meterse en demasiados líos. Cayó algún bogey por aquí y por allá, porque el Galgorm Castle de Irlanda del Norte no es ninguna bicoca, pero en líneas generales, el día iba según lo planeado. Marchaba uno bajo par a falta de tres.

Entonces se plantó en el tee del hoyo 16. La salida no fue mala y el segundo golpe se le marchó algo largo por la izquierda. Tenía una recuperación comprometida, pero asequible. Falló el chip y todo empezó a ir mal… Tres putts y doble bogey. El +1 no era un resultado malo, pero es inevitable que caiga como un jarro de agua fría, por cierto literal hoy en este recorrido irlandés, donde el frío ha sido el gran protagonista.

VÍDEO: Harrington lleva a una nueva dimensión el impedimento suelto…

No sólo es el dolor por el doble bogey, sino que inevitablemente se aparecen algunos fantasmas. Nacho está jugando más que bien en las últimas semanas, su nivel de golf se empieza a acercar mucho a su mejor versión, pero siempre sucede algo que acaba por emborronar la jornada o la semana. Parecía que otra vez había pasado lo mismo… Pero no.

Su reacción fue superlativa. En el hoyo 17 conectó un drive fabuloso y se dejó de segundo tiro un wedge de 52 grados que plantó a cuatro metros de la bandera. No era un putt de birdie sencillo, cuesta abajo, con guasa, pero clavó la línea y la fuerza y lo metió por todo el centro. Acto seguido, en el hoyo 18, otra salida muy buena y un hierro 2 antológico. De esos que te quedas a gusto después de pegarlo. El golpe salió tal y como lo tenía planeado, perfecto, con un ligero efecto de draw, a la altura del trapo, a unos cuatro metros. Tenía 227 metros con mucho frío en el ambiente y al nivel del mar… Golpazo. El putt de eagle se le quedó un poco corto, pero rubricó el día con un muy buen birdie y, sobre todo, con ese hierrazo que siempre deja buen sabor de boca para el día siguiente.

El Irish Open es el Olimpo particular de la Armada

Con el resultado de uno bajo par, Nacho se ha colocado en el puesto decimoctavo, a un solo impacto del top ten. Una buena muestra de que las cosas no están fáciles en el Galgorm Castle. Los líderes, tres, se han quedado en -5 y son Jordan Smith, Dean Burmester y Aaron Rai. A un golpe se encuentra Toby Tree. El tres bajo pes puesto quinto y el corte se ha situado provisionalmente en +3. Lo dicho: un test duro y exigente en Irlanda del Norte. Se lo pueden preguntar, de hecho, a Shane Lowry (+5). La última vez que vino a jugar a Irlanda del Norte ganó el Open Championship y hoy ha sufrido como el que más. Tendrá que pelear duro mañana para pasar el corte.

No es Winged Foot pero Harrington ha perdido doce bolas en un día en el Irish Open

Nacho Elvira ha sido el único español que ha podido con el campo. Alejandro Cañizares (+1) ha tenido una buena puesta en escena, con dos birdies y tres bogeys. Vuelta también muy ordenada, mientras que Adri Arnaus (+3), está justo dentro del corte y Sebastián García Rodríguez (+8) se ha cargado mucho. Carlos Pigem (+4) no ha podido completar la vuelta por falta de luz.

Consulta aquí los resultados en vivo