Inicio Grandes Circuitos European Tour La maldición que no cesa en el Open de Sudáfrica

La maldición que no cesa en el Open de Sudáfrica

Compartir
Alejandro Cañizares. © Golffile | Thos Caffrey
Alejandro Cañizares. © Golffile | Thos Caffrey

Alejandro Cañizares (+1) y Carlos Pigem (+3) han mejorado sus prestaciones de la primera jornada en el Open de Sudáfrica pero no ha sido suficiente para pasar un corte establecido finalmente en -4. De hecho, han quedado muy lejos de este primer objetivo. Esto se traduce en que no habrá españoles el fin de semana en el Randpark Golf Club de Johannesburgo.

Cañi y Pigem, ante uno de los ‘Tourmalets’ más duros para la Armada

Podemos calificar esta circunstancia como una auténtica rareza en el Circuito Europeo. Pasa poquísimas veces. La última vez fue en el PGA Australian Championship celebrado del 29 de noviembre al 2 de diciembre de 2018. Sólo jugó Adrián Otaegui en representación del golf español y no pudo pasar el corte. Se quedó a dos golpes. También ocurrió ese mismo año en el Fidji International, en el mes de agosto. Aquella semana Alejandro Cañizares era el único miembro de la Armada y se quedó fuera tras la segunda jornada. Coincidió en fechas con el WGC Bridgestone Invitational.

Los 10 datos que debes conocer del Open de Sudáfrica

Por último, otro precedente a medias de hace dos años fue en el VIC Open disputado en el mes de febrero, en Australia. Decimos a medias porque hubo dos cortes, uno el sábado y otro el domingo. Jugaban Otaegui, David Borda, Iván Cantero y Jorge Campillo. Adrián fue el único que pasó el primer corte, pero se quedó fuera del segundo y no pudo jugar el domingo.

Así las cosas, este Open de Sudáfrica se mete ya por derecho propio en el saco negro de torneos para el golf español. Lo cierto es que Cañizares y Pigem no han estado en ningún momento en la pelea por pasar el corte en un torneo que cada año se muestra muy exigente en este sentido, mucho más que cualquier otro de los que se disputan durante la temporada. La explicación es sencilla. Hay 240 golfistas de partida y sólo entran en el fin de semana los 65 mejores y empatados.

Pigem ‘ficha’ a Pedro Linhart para su bolsa en Sudáfrica

Cañizares ha entregado una tarjeta de par en el recorrido Bushwillow, mientras que Pigem ha hecho 70 golpes, uno bajo par. El golfista ilderdense se ha dado el gusto, al menos, de terminar con dos birdies en los dos últimos hoyos.

Sea como fuere, se mantiene vivita y coleando la maldición del Open de Sudáfrica para el golf español, uno de los tres torneos más antiguos que existen y donde ninguno de los nuestros ha conseguido nunca una victoria. Además, el balance desde que forma parte del European Tour es también muy pobre. Desde 1997 la cosecha es de apenas cinco top ten. El mejor resultado le corresponde a Pablo Martín, que fue cuarto en 2015. Después, Cañizares fue sexto en 2013, Martín Benavides fue otra vez sexto en 2009, Nacho Garrido acabó séptimo en 1998 y Paco Cea fue décimo en 1999. Pare usted de contar.

‘Robarle’ a un sudafricano su Open esta semana es misión casi imposible…

Es la quinta vez en estos últimos trece años que no hay españoles el fin de semana en Sudáfrica. En 2005 y 2003 no hubo participación, en 2002 se quedó fuera Álvaro Salto y en 2001 fue descalificado Nacho Garrido, único participante de nuestro país. En definitiva, una historia negra que se amplía un poco más con este edición de 2020.

Consulta aquí los resultados en vivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here