Inicio Grandes Circuitos European Tour La mudanza le sienta de cine a Paratore y Koepka mete miedo

La mudanza le sienta de cine a Paratore y Koepka mete miedo

Compartir
Brooks Koepka. (© Golffile | Oisin Keniry)

Cada uno por un motivo diferente pero tanto Renato Paratore como Brooks Koepka estaban deseando que llegara la cita de Abu Dhabi.

Paratore porque prácticamente no entiende la vida sin el golf. Es su pasión. Piensa en golf, vive en golf y si por él fuera jugaría cada semana. Sin parar. Pero claro, ahí están los médicos y fisios para frenarle y ponerle un calendario racional.

Sergio le pone una nota alta a las nuevas herramientas

Las razones de Koepka eran otras. Llevaba tres meses sin competir desde que pasó por el quirófano para operarse la rodilla y estaba deseando volver a la competición para probarse tanto física como técnicamente.

Tantas ganas por pinchar de nuevo la bola en un torneo oficial se han traducido en dos vueltas de golf excelentes. Paratore (-8) ha entregado el mejor resultado del día (64 golpes) y es el líder destacado, mientras que Koepka (-6) ha hecho 66 y se ha colocado en una cómoda segunda plaza empatado con Jason Scrivener. Las sensaciones para ambos no han podido ser mejores.

Rafa y Abu Dhabi se siguen echando los tejos

Paratore ha dado un paso importante en su vida esta semana. Ha trasladado su residencia de Roma a Dubai. La presión fiscal siempre ayuda a tomar esta decisión, pero en el caso del italiano no ha sido el principal motivo. La realidad es que buscaba una zona del mundo donde pudiera entrenar con normalidad en invierno. Se planteó la posibilidad de ir a Portugal, pero finalmente se ha decantado por los Emiratos Árabes. Está viviendo con su compatriota Guido Migliozzi.

Paratore buscaba una región donde pudiera trabajar duro en invierno porque sentía que su golf siempre se resentía en la pretemporada al no poder entrenar con normalidad. En el mes de diciembre y enero en Roma no hay muchas opciones de practicar por el frío y eso afectaba a sus inicios de año.

Colapso, caritas desencajadas y culitos apretados

No sólo era una sensación de Renato, los resultados no dejaban lugar a la duda. Ha jugado 15 torneos de la Gira del Desierto desde 2015 con un balance de siete cortes fallados. Su mejor resultado fue en el Omega Dubai Desert Classic de 2015, cuando acabó decimotercero. Y en Abu Dhabi le había ido especialmente mal. En cinco participación tenía tres cortes fallados, un puesto 57º y un 54º. La vuelta de 64 golpes de hoy es una demostración de que, al menos de momento, la mudanza le ha sentado de cine al golfista romano. Tras firmar la tarjeta lo confirmaba: “He trabajado mucho en el juego corto este invierno y hoy se ha notado”.

Mientras, Koepka mete miedo a sus rivales. Primera vuelta del Número Uno del mundo desde la final de la FedEx Cup y 66 golpes. Si quería impresionar, lo ha hecho. Ronda sin bogeys, con seis birdies y mostrándose sólido en todas las parcelas del juego, bien apoyado en momentos puntuales por su putt. Además, mandaba un aviso a navegantes al acabar. “Lo que más me gusta después de la operación es que por fin puedo entrenar lo que quiero y me gusta. El año pasado apenas pude practicar entre torneos por las molestias en la rodilla. Le he dicho a mi equipo que me voy a dar cinco o seis años de entrenar a tope para ver a dónde me lleva eso. Después, ya veremos si cambian las prioridades”, aseguró Koepka. Su juego corto se ha mostrado hoy especialmente brillante.

PODCAST: Todo lo que se cuece en la ‘cocina’ de Abu Dhabi

Al acabar la vuelta, ha comentado que física y técnicamente se encuentra bien. “Ayer por la noche tuve algunas molestias en la rodilla, pero nada que no estuviera previsto por los médicos. Venía de jugar tres días seguidos 18 hoyos después de tres meses. Es lo normal”, apuntó.

Consulta aquí los resultados en vivo