Inicio Grandes Circuitos European Tour La sorprendente revelación de Patrick Reed sobre Europa y el… fútbol
Patrick Reed reafirma su compromiso absoluto con el European Tour

La sorprendente revelación de Patrick Reed sobre Europa y el… fútbol

Compartir
Patrick Reed, durante su ronda de prácticas en la final de Dubai. (© Golffile | Oisín Keniry)

El European Tour ha encontrado en Patrick Reed al mejor apóstol para predicar su palabra en las siempre áridas y esquivas tierras del PGA Tour. El vigente líder del ranking es un absoluto defensor del Circuito Europeo, se siente muy a gusto a este lado del Atlántico y sueña con ganar la Race to Dubai. Esta semana tiene una oportunidad pintiparada. Llega en la mejor posición posible al DP World Tour Championship, la gran final que comienza este jueves en el Earth Course de Jumeirah.

Morikawa jugará también en el Emirates y desvela que es sólo el principio…

«Ganar la Race to Dubai está entre los grandes objetivos de mi carrera, a la altura de ganar la FedEx Cup o los Grandes. Es un sueño, un deseo que tengo. Soy un defensor del golf global. Creo que hay que jugar en todo el mundo. Lo cómodo es quedarse en casa y no salir de Estados Unidos, pero yo creo que lo grandes jugadores deben salir fuera y probar su golf en otros campos y otras culturas», asegura.

Reed es el gran favorito a ganar la Race porque llega en la primera posición, pero al mismo tiempo será el líder con menos papeletas de la historia para llevarse el triunfo. La razón es que todos los que se han clasificado por la Race to Dubai, los 61 primeros del ranking que han decidido acudir, tienen opciones matemáticas de ganar. Nunca un líder ha tenido más competencia en una final. Pase lo que pase esta semana, Reed tiene claro que seguirá viniendo a jugar al European Tour, donde recuerden es miembro de por vida por su victoria en el Masters de Augusta.

De Hogan al sargento Moody: la rica historia del campo del US Open

Y es que, más allá de los desafíos deportivos, Reed entiende que tiene una conexión especial con Europa, sus aficionados y su manera de vivir el deporte. Se identifica más con el seguidor deportivo del Viejo Continente que con el americano y, sorprendentemente, toma como ejemplo el fútbol, «lo que ustedes llaman soccer», matizó. «Me identifico mucho con esa manera de vivir el deporte, de apoyar a sus equipos, de estar con ellos, gritarles y apretarles y también animarles. Me encanta esa pasión que se percibe en las gradas», aseguró.

El covid provoca la Final del European Tour más débil desde 2004

En este sentido, Reed recuerda con especial cariño la Ryder Cup de Gleneagles de 2014, donde se convirtió en el enemigo público número uno de la grada cuando se llevó el dedo a la boca pidiendo silencio. «Me gustó muchísimo la conexión con el público esa semana. Me gritaban y apretaban porque querían que ganara su equipo, pero al mismo tiempo aplaudían y sabían reconocer un buen golpe. Me lo pasé muy bien», asegura.

¿Y qué hay de esa ‘macchina’ que no faltaba desde 2006 a ninguna final del circuito europeo?

La relación entre Reed y Europa ha ido un paso más allá. El norteamericano, campeón del Masters en 2018, siente incluso el cariño del público. «Lo más bonito que me han dicho en Europa, más allá del «oohhhhh» clásico de la Ryder –bromeó- es que les gustaría que jugara para Europa. Creo que un rival no puede hacerte un elogio mayor que pedirte que juegues en su equipo. Creo que también valoran mi compromiso con el European Tour. Yo estoy feliz en Europa», explicó.

DP World Tour Championship 2020: horarios y dónde ver en directo por televisión