Inicio Grandes Circuitos European Tour La trastienda de la Final más allá de los grandes datos
Ras de hierba de la última jornada del DP World Tour Championship

La trastienda de la Final más allá de los grandes datos

Compartir
Lee Westwood, ganador de la Race to Dubai. © Golffile | Fran Caffrey
Lee Westwood, ganador de la Race to Dubai. © Golffile | Fran Caffrey

El arriba firmante lleva años cometiendo el mismo error, que es considerar a Matthew Fitzpatrick como un jugador de menor talla de la que realmente tiene, aunque enganche y enamore ese modo suyo de jugar como un rayo, fresco y natural. El joven inglés, obstinado, no deja de sumar méritos que curen la ceguera y al final no quedará más remedio que dar nuestro brazo a torcer…

Fitzpatrick gana la Final de Dubai y Westwood se lleva la Race

Visto lo visto en 2020 y en esta final de Dubai definitivamente hay que contar con Lee Westwood para la Ryder Cup de 2021. Sería su undécima participación (las mismas que Faldo y una menos que Mickelson, hombre récord en este apartado).  Recordemos que a día de hoy está dentro del equipo por la lista mundial y que la clasificación se pondrá en marcha en enero de 2021. Algo nos dice que el inglés tendrá más posibilidades de meterse si realmente mantiene la filosofía vital y competitiva que muestra a día de hoy y que tiene mucho que ver con centrarse sólo en disfrutar cada minuto de esta cuarta o quinta juventud, sin objetivos de altos vuelos en el horizonte.

Resulta increíble que Patrick Reed haya sido capaz de firmar cuatro vueltas por debajo del par sin haber cogido ni la mitad de las calles a lo largo de las cuatro rondas, probablemente el error que más penaliza el Earth course del Jumeirah Golf Estates de Dubai. Es lo que tiene disponer del mejor juego corto del planeta (hoy, por ejemplo, ha embocado tres chips desde fuera de green).

Otra lección de juego corto de Patrick Reed: para ver con palomitas…

Uno tiene ganas de ver a Hovland y Valimaki en el equipo europeo de la Ryder. El noruego, obviamente, parece más cerca. Es por la carita que llevan en el campo y la determinación con la que juegan. Quizá no sea en 2021… O quizá sí.

Las estadísticas de putt de Adri Arnaus en 2020 no han sido nada malas, si nos atenemos a los registros que hace públicos el European Tour. Pero algo nos sigue diciendo que su gran y definitivo salto de calidad pasa por el putter. Ni siquiera en los días en los que emboca mucho su bola corre tan limpia como otras, circunstancia que seguramente se agudiza y se convierte en un problema en momentos de máxima presión.

Adri Arnaus durante la jornada final en Jumeirah Golf Estates. © Golffile | Oisín Keniry
Adri Arnaus durante la jornada final en Jumeirah Golf Estates. © Golffile | Oisín Keniry

A Tyrrel Hatton y Tommy Fleetwood no hemos hecho más que verlos metidos en líos esta semana, pero al final ahí están, dentro del top ten final. La calidad y el peso de un jugador se miden incluso mejor en momentos de vacas flacas.

– Patrick Reed ya ha jugado 23 torneos del calendario regular del European Tour, esto es, todos los que no sean Grandes o campeonatos del mundo, y sigue sin cantar victoria. Pues no, no es tan sencillo. Seguro que Collin Morikawa también ha tomado buena nota al respecto esta semana. No, no suele ser llegar y besar el santo.

Así se reparte la bolsa de premios del DP World Tour Championship

– Laurie Canter se ha ganado el derecho a ser más considerado en las quinielas cada semana que juegue. Hace trece meses obtenía los derechos de juego del circuito europeo en la Final de la Escuela y esta semana estaba ya jugando su primera final del circuito, apurando además sus opciones de victoria hasta el hoyo 71 del torneo… Tiene 31 años, no es ningún imberbe prodigio, pero a cada cual le llega su momento cuando le llega.

Consulta aquí los resultados en directo