Inicio Grandes Circuitos European Tour Larrazábal se queda lejos pero no será él quien tire la toalla

Larrazábal se queda lejos pero no será él quien tire la toalla

Compartir
Pablo Larrazábal. (© Golffile | Thos Caffrey)

Pablo Larrazábal (-9) terminaba la tercera ronda del Portugal Masters y se marchaba directo al campo de prácticas del Dom Pedro Victoria Golf Course de Vilamoura. “Allí voy a estar hasta que me sangren las manos”, decía medio en broma con una sonrisa en la cara. No había ningún problema urgente que solucionar, ya que el golfista español ha vuelto a jugar muy buen golf en el día de hoy, simplemente se trata de ir afianzando los cambios en los que se ha embarcado en las últimas semanas de la mano de Robert Rock.

Lo que no es ninguna broma es que Larrazábal va a luchar este domingo por meterse en la pelea por la victoria. No lo tiene fácil, ya que se ha quedado algo lejos, pero no será él quien tire la toalla de antemano. Sabe que tiene muchos jugadores por delante y un margen de golpes amplio de seis golpes con la cabeza, pero también tiene claro que viniendo desde atrás en este campo se pueden dar muchos sustos.

VÍDEO: Los greenes de Vilamoura están dando mucho que hablar esta semana…

Hoy firmó una tarjeta de 68, confirmando que su swing marcha por la buena senda. No en vano, ha jugado bajo par en 15 de sus últimas 18 rondas y en prácticamente la mitad de ellas bajó de 70 golpes. Realmente anda fino y sólido, metiéndose en pocos problemas, cazando muchos greenes. Por todo ello, si el putt y su maestría alrededor de green lo acompañan en la vuelta final de Portugal aún puede decir muchas cosas.

Lo que les queda ahora a Cañi, De la Riva y Cantero tras perder la tarjeta

Larrazábal tiene su propio plan en la cabeza. Está convencido de que el -16 puede ser un resultado ganador. Esto significa que mañana tendría que hacer una ronda de 64 golpes. No es fácil, pero tampoco imposible. Esta misma semana lo consiguió Louis de Jager, con una ronda de 63 el jueves. El mismo Pablo lo ha hecho ya una vez este año y también en domingo. Fue en el Omega Dubai Desert Classic, y le sirvió para acabar entre los 20 primeros viniendo desde muy atrás.

GFC tira de oficio junto al ‘niño bonito’ de Vilamoura

En cualquier caso, Larrazábal tiene claro que para conquistar esa cima, antes tendrá que jugar bien en los nueve primeros hoyos. “Necesito empezar fuerte en un tramo del campo que no me ha dado demasiado esta semana”, explica. Concretamente, su parcial aquí es de uno bajo par, mientras que en los segundos nueve está -8.

Consulta aquí los resultados en vivo