Inicio Grandes Circuitos European Tour Langasque utiliza un arma de destrucción masiva para ganar en Gales
El jugador francés consigue una de las diez plazas para el US Open, torneo en el que se va a estrenar

Langasque utiliza un arma de destrucción masiva para ganar en Gales

Compartir
Romain Langasque posa con el trofeo de ganador del ISPS Handa Wales Open. © Golffile | Phil Inglis
Romain Langasque posa con el trofeo de ganador del ISPS Handa Wales Open. © Golffile | Phil Inglis

Romain Langasque (-8) ya puede presumir al fin de ser un ganador en el circuito europeo, pues se ha impuesto en el Open de Gales tras entregar una tarjeta de 65 golpes en la última jornada que sorprendía y dejaba con escaso margen de reacción a los principales favoritos, que venían en el último partido. Aunque la regularidad no es todavía su punto fuerte, lo cierto es que este francés de 25 años ya demostró en 2019 que se podía contar con él para el club de los ganadores.

Estreno editorial de Ten Golf Books: Jon Rahm. Señalado por los dioses

Quienes mejor lo conocen destacan sobre todo la calidad de su golpeo con el putter, desde que era un amateur que apuntaba grandes maneras (ganó el British amateur en 2015, casi nada). Lo bien que le corre la bola en los greenes, más allá incluso de que luego entren más o menos. Pues bien, hoy podríamos concluir sin temor ninguno a exagerar, que Langasque ha decidido definitivamente el torneo con tres putts que ha embocado en la ronda definitiva desde distancias que iban de los siete a los nueve metros. En los hoyos 3, 6 y 17, para ser más exactos. Además, en el hoyo 15, tiraba un putt de eagle aún más largo y endemoniado (gran caída de derecha a izquierda y con un pronunciado escalón cuesta arriba) y se dejaba dado el birdie.

Las cuentas que los chicos de la Armada no deben hacer en Gales…

Es verdad que hay que hacer muchas cosas bien para remontar los cinco golpes que tenía de desventaja respecto a los líderes y cerrar una vuelta sin bogeys, no sólo patear de larga distancia. Pero hay una reflexión más que legitima al respecto: serán numerosas las veces que veamos a Langasque en el transcurso de una temporada manejarse en los porcentajes de calles cogidas o greenes cazados que ha mostrado hoy; serán numerosas las ocasiones también en que lo veamos tan ordenadito en los pares 5, sacando birdies fáciles después de realizar buenos aprochitos alrededor de los greenes; pero desengañémonos, serán muy pocas las ocasiones en las que lo veamos enchufar tres putts de siete, ocho o nueve metros en la misma vuelta…

El Estrella Damm Andalucía Masters se jugará a puerta cerrada

El galo se lleva un doblete fantástico de Celtic Manor, pues además del triunfo ha conseguido una de las diez plazas para el US Open, torneo en el que se va a estrenar. La cruz de la moneda le caía a Sebastian Soderberg (-4), el único jugador que se plantaba en el hoyo 18 con la opción real de igualar al francés y salir a un desempate. Pero el sueco se iba al agua y terminaba firmando un triple bogey que de paso lo sacaba cruelmente y por la puerta de atrás de Winged Foot. Algo más atrás se habían quedado en el camino el escocés Connor Syme (-3), que una vez más salía de líder el domingo en el Twenty Ten, igual que la semana pasada, y volvía a irse de vacío, y también el joven finés Sami Valimaki, un tipo que ya ganó en Omán este año y cuya evolución parece de largo recorrido. Por capacidades técnicas y por actitud.

El European Tour anuncia nuevas fechas para el BMW PGA y el Open de Escocia

Por un momento pareció que Sebas García Rodríguez (PAR) podía meterse en la pelea por la victoria, gracias a una notable primera mitad de recorrido con un parcial de dos menos que lo había llevado a ponerse a sólo dos golpes de la cabeza. Sin embargo, tres bogeys por los segundos nueve hoyos lo relegaban en la tabla y lo sacaban de la ecuación del US Open.

Jorge Campillo (-3), finalmente, se ha metido en el top ten con una buena última vuelta de 69 golpes. Al extremeño le ha faltado una ronda más de golf para ponerse mirando de frente a la victoria. O mejor dicho, aquel 75 que entregaba en la primera jornada le ha costado demasiado, puesto que a lo largo y ancho de las tres últimas vueltas el acumulado de Campillo (-7 en estos 54 hoyos finales) ha sido el segundo mejor de todos, sólo superado por el del ganador, Langasque, que se iba hasta -8 en estas tres últimas rondas. De todos modos, sirva la progresión mostrada por el español para esperar lo mejor de él la semana que viene en The Belfry.

Otaegui ya está dentro del US Open y esto es lo que necesita el resto

Por último, Adrián Otaegui (+1) confirmaba su entrada en el US Open, si es que no estaba ya suficientemente confirmada antes incluso de jugarse el Open de Gales, mientras que Nacho Elvira (+2) firmaba un 74 final, mismo registro que el sábado.

Consulta aquí los resultados del Open de Gales