Inicio Grandes Circuitos European Tour Rory: nos gusta lo que te hemos visto… y oído
Acompañamos a Rory McIlroy durante el Pro Am de Abu Dhabi

Rory: nos gusta lo que te hemos visto… y oído

Compartir
Rory McIlroy, durante el Pro Am de hoy miércoles en Abu Dhabi. (© Golffile | Eoin Clarke)

Lo último que ha hecho Rory McIlroy antes de empezar a jugar el Abu Dhabi HSBC Championship, su primer torneo oficial desde el Masters y su regreso al European Tour desde la Final de Dubai de 2019, ha sido un eagle en el hoyo 18. Así cerraba el vigente Número 6 del ranking mundial este miércoles el Pro-Am con varios gerifaltes de la zona.

Como carta de presentación no está mal. Ha pegado una madera 3 descomunal de unos 270 metros y hierrazo de segundo. La bandera estaba corta y ha dejado la bola a su altura por la derecha, justo en el antegreen, a unos cuatro metros del agujero. Dentro. Eagle celebradísimo por sus compañeros de partido y aviso a navegantes apenas unos segundos después de cruzarse en el tee con Justin Thomas que iba camino del 14. No ha sido el único aviso…

Un detalle técnico que podría explicar (en parte) el mal año de Rafa

Poco antes, jugaba un hoyo 16 de libro. Salida con el drive por la línea más agresiva que existe en este tee, saltándose ampliamente el dog leg y poniéndola mansamente en la calle a 300 metros. Impresionante. Su segundo golpe, a unos 120 metros de la bandera, ha sido impecable. Remataba el birdie con un putt sencillo de un metro. Entre golpazo y golpazo aún tenía tiempo de dar una intensa clase técnica de golf a uno de sus compañeros de Pro-Am.

Justin Thomas esperaba más de Ralph Lauren

Su salida en el hoyo 17 también ha sido muy buena. De nuevo con el driver, ha cogido una línea agresiva por encima del agua para salvar el dog leg. Habrá hecho unos 290 metros y se ha dejado, de nuevo, poco más de 100 a la bandera. Ha terminado jugando muy bien bajo la atenta mirada de Mike Bannon, su coach. También ha fallado algún golpe, faltaría más, como la salida del 13, que ha acabado por la izquierda, en las conocidas ‘moñas de Phil Mickelson’, donde el jugador de San Diego se dejó una buena parte de sus opciones de victoria en 2014, pero su parcial en los últimos siete hoyos ha sido de un bogey (tripateo en el 15), un eagle, un birdie y cuatro pares.

Para ser el primer torneo de Rory en dos meses nos gusta lo que enseña. Obviamente, el Pro-Am poco tiene que ver con la competición oficial, pero puede ofrecer algunas pistas. También nos gusta lo que ha dicho. Se le nota un brillo especial en la mirada por cortar de una vez la racha sin ganar. «Siento que ha pasado demasiado tiempo desde el último triunfo. China queda ya muy lejos», aseguraba hoy en Abu Dhabi. Concretamente, ha pasado un año y más de dos meses desde que ganó el WGC HSBC Champions, su último entorchado. Eso sí, no se va a acelerar más de la cuenta. Tiene ya mucha experiencia como para ponerse nervioso. «Lo más importante es seguir estando paciente», apunta.

El viento y los horarios se alían con los más poderosos en Abu Dhabi

A Rory le haría una ilusión muy especial ganar en Abu Dhabi. Sus resultados aquí han sido fantásticos y realmente lo único que le falta es la victoria. «Aquí lo he hecho todo menos ganar, es lo que me falta y lo intentaré por duodécima vez. El campo me gusta, se ajusta bien a mi juego, he tenido buenos resultados, a ver si esta semana consigo rematar el trabajo», señala.

Tiger se opera por quinta vez de la espalda y estará al menos dos meses sin jugar

Por si le faltara motivación a Rory, que no es el caso, advierte de una estadística en la que se fijó días atrás y que le ha llamado la atención. Se trata de cómo le ha ido en el primer torneo que ha jugado cada año desde que disputa temporadas completas. Lo cierto es que llama la atención. Son trece años, este será el decimocuarto, con un balance de once top 5, nueve top 3 y seis segundos puestos. No ha conseguido ganar, ha fallado un corte y su siguiente peor resultado es undécimo. Brutal. Como sus bombas desde el tee.

Consulta aquí los resultados en vivo