Inicio Grandes Circuitos European Tour Sebastián y su ‘nuevo’ driver vuelven a llamar a la puerta
Sebastián García Rodríguez saldrá a dos golpes de los líderes este domingo

Sebastián y su ‘nuevo’ driver vuelven a llamar a la puerta

Compartir

Sebastián García Rodríguez (-15) saldrá este domingo con todas las opciones de ganar su primer torneo en el European Tour. Una extraordinaria tarjeta de 64 golpes, la mejor del día en esta tercera ronda del Tenerife Open, lo ha catapultado a la cuarta plaza a dos golpes de los líderes, Samooja y Von Dellingshausen, y a uno de Burmester. El golfista madrileño de El Robledal saldrá en el penúltimo partido del día, consciente de que necesitará otra gran vuelta de golf si quiere tener alguna opción de victoria.

Un mapa con mucho novato y alguna que otra escopeta de feria (VÍDEO)

Su juego en Costa Adeje ha vuelto a ser impecable. Ha firmado ocho birdies y un solitario bogey. Su capacidad para producir aciertos y descontar golpes es fabulosa. En 54 hoyos suma ya 18 birdies y dos eagles. Sólo hay seis hoyos en el recorrido tinerfeño a los que aún no ha podido arañar nada. Si buscas la definición de golfista ofensivo en el diccionario aparece una foto de Sebas. Claro que ese carácter hay que domarlo y ahí ha encontrado a su pareja de baile perfecta en Javier Herranz. No sólo es lo que le transmite durante la vuelta, sino todo el trabajo que hace antes y después de los torneos.

García Rodríguez está alcanzando su madurez competitiva de la mano de Herranz. Lo mantiene en el presente, le fija los pies en el suelo y también evita que se castigue más de lo estrictamente necesario si las cosas no salen. En definitiva, consigue que encare cada vuelta de golf como si fuera un juego y a partir de ahí es el talento de Sebas el que fluye.

Cuando el mejor psicólogo es tener una mosca cojonera en la bolsa…

Sebas tiene un plan de trabajo perfectamente establecido con su equipo de confianza liderado por Pepín Rivero. Tiene claro lo que debe hacer cada día sea cual sea el resultado y no se sale de ahí. No obstante, si alguna vez se despista, ahí aparece Herranz para volver a meterlo en el redil. Se trata de mantener el orden y dar continuidad a lo que funcionar, sin meterse en grandes cambios por el simple hecho de haber firmado un mal resultado un día concreto.

El mejor ejemplo de esto que estamos hablando se ha producido esta semana. Sebas quería cambiar el driver porque no le gustaba cómo le estaba pegando en las últimas semanas, concretamente desde Kenia. Si uno mira el calendario, resulta que desde Kenia, donde jugó muy bien, con dos puestos entre los 15 primeros (4º y 14º) sólo se han disputado dos torneos: Austria y Gran Canaria. Pues bien, cuando planteó la posibilidad de cambiar el driver, Herranz le convenció de que no era la solución. «El driver no es ningún problema, sólo está en tu cabeza, me dijo», ha explicado hoy Sebas al acabar su ronda. «Y hoy he pegado al driver de manera espectacular toda la vuelta», añade. Son las lecciones que va dejando la competición semana a semana. La importante del orden y el concierto. Estabilidad. Por supuesto, Herranz, para que cale aún más, no dejó pasar la oportunidad al acabar la ronda: «Qué, qué tal, bien con el ‘nuevo’ driver, ¿no?». Lo comenta el propio Sebas entre risas…

García Rodríguez vuelve a llamar a la puerta de la victoria en el European Tour. En los últimos nueve meses ha estado ya cuatro veces con serias opciones de ganar el domingo. No es ningún novato y de cada una de esas rondas ha aprendido algo. Mañana toca seguir jugando… en el más amplio sentido de la palabra.