Inicio Grandes Circuitos European Tour Tonterías, las justas: se coloca bola toda la semana en Lumine

Tonterías, las justas: se coloca bola toda la semana en Lumine

Compartir

La Final de la Escuela del European Tour no es una semana cualquiera. Ni mucho menos. Hay muchísimo en juego y la preparación del campo y del torneo se realiza con un mimo muy especial. Este viernes arranca en Lumine Golf la última selectividad para obtener los derechos de juego para el próximo año y el objetivo es que el azar, siempre presente en el golf y en cualquier deporte, entre lo menos en juego posible. Se busca recompensar a los mejores y en esa dirección se han ido tomando todas las decisiones.

TODOS LOS DATOS DE LA ESCUELA: Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

En este sentido, la más importante ha sido la de colocar bola durante toda la semana. Lumine sufrió hace menos de un menos unas fuertes lluvias que provocaron serias inundaciones. El campo se ha ido recuperando poco a poco, pero no ha sido suficiente para que el terreno se encuentre impecable. Hay algunas zonas con hierba muerta y lo último que permitiría el European Tour es que un buen golpe acaben en una zona mala y puede perjudicar al jugador. Insistimos: mucho más en una semana como ésta.

Por este motivo, como decimos, se colocará bola de aquí al miércoles, ya que la final de la Escuela dura seis días, y, además, la distancia de colocación no será la habitual de una tarjeta, sino de un palo, para así dar aún más margen para encontrar un terreno estable.

En cuanto a las condiciones meteorológicas que se esperan, no son malas. Hoy ha llovido bastante por la mañana. Han caído cuatro o cinco litros por metro cuadrado, por lo que el terreno está bastante blando. El nivel freático de los campos, tanto el Lakes como el Hills, los dos que acogen esta Final, está al límite, de hecho hay algún búnker con agua. Sin embargo, la previsión no apunta a mucha agua en los próximos días.

PODCAST: El coronel Bogey y el futuro del European Tour

Respecto al viento, tampoco será nada grave a excepción del domingo, cuando se esperan rachas que podrían rondar los 50 kilómetros por hora, una cosa ya muy seria, sobre todo para quien juegue ese día en el Lakes, un recorrido más expuesto y con menos árboles que el Hills. El resto de los días se espera un viento entre 5 y 18 kilómetros por hora.

BLOG DE DAVID DURÁN: El gran arreglo final, que antes o después llegará

Hay que recordar que las dos últimas rondas del torneo, después de la cuarta jornada en la que habrá un corte con los 70 mejores y empatados, se juegan en el Lakes, el campo más exigente de los dos. Es más abierto y se necesita un golf sólido para hacer un buen resultado. El Hills, sin ser fácil, es más truquero, algo más corto, por lo que los jugadores se pueden defender en un día no muy bueno. Se pega mucho hierro desde el tee.

Consulta aquí los resultados en vivo