Inicio Grandes Circuitos European Tour Una de esas salvajadas de Grace que no hay quien las resista…

Una de esas salvajadas de Grace que no hay quien las resista…

Compartir
Branden Grace posa con el trofeo de campeón del Open de Sudáfrica.

Hay días en los que uno ve aparecer a Branden Grace por el espejo retrovisor y lo mejor es apartarse. Cuando el sudafricano entra en éxtasis no mira ni cómo ni cuándo, simplemente pasa por encima de cualquiera que se ponga en su camino. Son sus salvajadas. Hoy ha hecho una de esas para conquistar el Open de Sudáfrica antes las mismas narices de Louis Oosthuizen. Ni siquiera un jugador tan grande como él, campeón del Open, defensor del título y top 20 mundial, puede soportar semejante avalancha.

Grace ha entregado este domingo una tarjeta de 62 golpes en el recorrido Firethorn del Randpark Golf Club, en Johannesburgo, para levantar por primera vez el Open de su país. Realmente, hacía falta su nombre en este palmarés. Ya sólo queda el de Charl Schwartzel para ver a todos los grandes sudafricanos de las últimas dos décadas. Grace se une a los Trevor Immelman, Tim Clark, Ernie Els, Retief Goosen, Richard Sterne o David Frost.

Branden Grace firma la vuelta más baja en la historia de los Majors

Grace salió en la última ronda a tres golpes de Oosthuizen, pero ya decíamos ayer que seguramente era su gran amenaza. Este muchacho es así. No es la primera vez que lo hace, ni será la última. Cuando está inspirado es capaz de ver los hoyos de golf como auténticas plazas de toros. Hoy ha jugado muy bien, obviamente, pero sobre todo ha pateado de auténtico escándalo. Hasta metía uno de par en el hoyo 18 cuando ya tenía el torneo en el bolsillo de unos tres metros. Nada que deba extrañar en un golfista que atesora la mejor vuelta de la historia en un Grande, cuando firmó 62 golpes en el Open Championship de 2017 en Royal Birkdale. El récord anterior de 63 golpes se había igualado en 31 ocasiones, pero sólo él ha podido hacer 62. Tiene ese halo especial.

Louis Oosthuizen no lo pudo frenar ni con este hoyo en uno

La vuelta de Grace ha sido un desmelene, y eso que empezaba con bogey en el hoyo 2. A partir de ahí ha comenzado a levitar. En los siguientes doce hoyos ha hecho un parcial de diez bajo par, con ocho birdies, un eagle y tres pares. Descomunal. Mientras, a Oosthuizen le costaba arrancar la máquina, pero lo hacía de la mejor manera posible, con un hoyo en uno 1 en el 8. Esa virguería le servía en ese instante para igualar a un Grace que ya iba desatado.

Ampliamos la promoción de lanzamiento del Club Tengolf

Sin embargo, Oosthuizen no ha conseguido darle continuidad a ese hoyo en uno y le ha sido imposible seguir el ritmo de Grace. Ha firmado una buena vuelta de 68 golpes para un líder, pero insuficiente al lado de la enorme carga de Séptimo de Caballería. Ha finalizado a tres golpes de su paisano.

Grace vuelve a ganar tres años después y completa su particular Grand Slam sudafricano: Nedbank Golf Challenge (2017), Joburg Open (2012), Alfred Dunhill Championship (2014) y Open de Sudáfrica (2020). Es su novena victoria en el European Tour, la décima si le sumamos la que logró en el RBC Heritage del PGA Tour en 2016. Además, consigue com premio extra una plaza para el Open Championship de Royal St. George’s. Junto a él se han clasificado Jaco Ahlers y Marcus Armitage, que se metió con un fabuloso birdie en el hoyo 18 que celebró casi como si hubiera ganado el torneo.

Sergio García: cuarenta instantes para celebrar su cuarenta cumpleaños

Por último, se mantiene, además, la absoluta hegemonía del golf sudafricano en su casa y en su Open. Lo raro es que no ganen ellos y esta semana no ha sido una excepción. Ocho se han acabado metiendo en el top ten.

Consulta aquí los resultados finales

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here