Inicio Grandes Circuitos European Tour La gran paradoja del Scandinavian Mixed que celebran las jugadoras
Uno de los dos torneos de la temporada que comparten European Tour y Ladies European Tour

La gran paradoja del Scandinavian Mixed que celebran las jugadoras

Compartir
Annika Sorenstam y Henrik Stenson, en la previa del Scandinavian Mixed. © Tristan Jones

Este jueves arranca el Scandinavian Mixed en el Vallda Golf and Country Club de Kungsbacka, en Gotemburgo, Suecia. No es una semana más, ni mucho menos. Es casi única en la temporada. Dos circuitos, el European Tour y el LET, unidos en un torneo con una misma bolsa de premios e idéntico número de jugadores y jugadoras. Juegan el mismo campo, por el mismo trofeo y por el mismo cheque. Un canto a la igualdad en el deporte con dos genios como Henrik Stenson y Annika Sorenstam como testigos de excepción.

Francesco Molinari y Pello Iguarán cabalgan juntos de nuevo

Las salidas son las habituales de tres en tres de jueves y viernes, con la única peculiaridad de que son dos chicos y una chica o dos chicas y un chico en cada una de ellas. Todo mezclado. Todo ‘mixed’. El campo está preparado exactamente igual para todos, eso sí, con una sensible diferencia. Es la gran paradoja de este Scandinavian Mixed. Es un recorrido corto, corto para los dos, para los chicos y para las chicas. Sí, sí, corto para las chicas.

El Rondo de Sergio García: Sobre Ancelotti, Luis Enrique y el fichaje que yo haría para el Real Madrid

A bote pronto, habría sido lógico pensar que precisamente esta semana donde comparten escenario con el European Tour, las jugadoras tendrían que afrontar un trazado más largo. Obviamente, se sabía que iban a salir desde tees más adelantados, pero aún así se esperaba un campo más largo de lo habitual. Pues bien, ha sido justo lo contrario. Las chicas del Scandinavian Mixed van a jugar el campo más corto del año, por detrás del Westlake de Sudáfrica, por detrás también del Golf Club Margara de Italia y muy por detrás del Evian Resort del Jabra. Concretamente, respecto al de Evian que jugaron la semana pasada es 313 metros más corto. Que no está mal…

Confirmado: Rafa Cabrera Bello se clasifica para jugar el US Open

Las chicas están sorprendidas… y encantadas. «Estamos acostumbradas a jugar desde atrás cada vez que vamos a un campo y la verdad es que se nos hace largo. Quitando a las monstruas, como yo digo, que le pegan mucho, nos obligan a pegar siempre palos muy largos. Esta semana no es así y yo al menos estoy muy contenta, lo veo más golf y no tanto un concurso de drive más largo», asegura Noemí Jiménez a Ten Golf.

Scandinavian Mix hosted by Henrik & Annika 2021: fechas, horarios y dónde ver en directo por TV

Las golfistas del Ladies European Tour van a jugar un Vallda Golf & CC de 5.613 metros, lo que se traduce en más de uno y más de dos wedges de segundo golpe y, lo que es más importante, contribuye a poder elegir en más de una salida si se pega el driver o incluso se sale con hierro, una estrategia que no entra mucho en juego en las otras semanas del año. Desde el tee de las chicas, el campo es 845 metros más corto que desde el tee de los chicos. Ahí está la única diferencia en favor de ellas.

La Premier Golf League presenta su proyecto para 2023 con 392 millones en premios

Conviene aclarar que el campo también es corto para los chicos. El metraje total es de  6.458 metros. Es más largo que Meloneras Golf en Gran Canaria o Costa Adeje en Tenerife, por poner dos ejemplos, pero las calles están muy duras y se espera un clima seco, por lo que la bola rueda mucho. Se están viendo hierros 2 desde el tee de 275 metros y Renato Paratore, por citar un jugador, ha pegado el wedge de dos en todos los pares 4 y 5 de la segunda ronda, a excepción del hoyo 16, par 5 donde pegó de dos el hierro 6.

Así aprendió Mickelson a mantener su peso y olvidarse de las dietas ‘milagro’

En cuanto a la preparación del campo, hay algo de rough en los márgenes de las calles, aunque no es excesivo, ni siquiera se acerca a lo que hubo, por ejemplo, en el Porsche la semana pasada, pero si la calle se falla por más hay hierbas más altas esperando que pueden complicar a aquellos que anden con la dispersión disparada esta semana. En cuanto a los greenes, están rápidos y duros, bastante más firmes de lo que se suelen jugar en el Ladies European Tour. Esta es la principal labor de adaptación que tendrán que hacer las mujeres.

En cuanto a la bolsa de premios, un millón de euros, es el mínimo que se reparte en los torneos del European Tour, sin embargo para el Ladies European Tour es una de las semanas del año, algo parecido a un Grande. Sólo hay un torneo en toda la temporada que ofrece un premio más suculento, se trata del ISPS Handa World Ladies Invitational en Irlanda del Norte, el otro torneo del año donde compartirán cartel ellos y ellas. Ofrecerá poco más de 1.200.000 euros. De este modo, una gran actuación de las chicas esta semana puede dar un vuelco importante a su temporada.

En el Scandinavian Mixed tenemos a 13 españoles, siete chicos y seis chicas: Nacho Elvira, Adrián Otaegui, Sebastián García Rodríguez, Pep Anglés, Adri Arnaus, Alejandro Cañizares, Carlos Pigem, Noemí Jiménez, Silvia Bañón, Nuria Iturrioz, Carmen Alonso, María Hernández y Laura Gómez. Los dos únicos españoles que juegan en el mismo partido son Iturrioz y Arnaus.

Consulta aquí los resultados en vivo