Inicio Grandes Circuitos Jugar el British Masters y el PGA Championship puede ser una misión...

Jugar el British Masters y el PGA Championship puede ser una misión imposible

Compartir
Jorge Campillo, en el PGA Championship del año pasado. (© Golffile | Thos Caffrey)

Hay varios jugadores europeos que tenían previsto jugar el British Masters en Newcastle del 30 de julio al 2 de agosto y viajar ese mismo domingo o el lunes a California para disputar el PGA Championship, programado para la siguiente semana en el TPC Harding de San Francisco. Cierto que la paliza en avión es curiosa, por no hablar del desfase horario, pero no son pocos los que prefieren ese teórico cansancio a cambio de poder engrasar la competición una semana antes de un Grande. Hay que tener en cuenta que el British Masters será el primer torneo del European Tour en disputarse después de más de cuatro meses.

Olazábal: «Hay que hacer el golf más interesante y divertido para los niños»

Sin embargo, parece que esto podría ser una misión imposible. O se juega el British Masters o se juega el PGA. Los dos, no. El asunto tiene que ver con las normas de viaje imperantes por culpa del Coronavirus. A día de hoy, Estados Unidos obliga a una cuarentena de dos semanas a todos los viajeros que lleguen a su país procedente de otros lugares del mundo. Esto significa que para jugar el PGA habría que aterrizar en suelo americano 18 días antes del inicio del torneo, con el fin de poder practicar desde el mismo lunes. Es decir, para jugar del 3 al 6 de agosto habría que estar en California desde el lunes 20 de julio.

El español Jorge Campillo, que tiene su plaza asegurada en el PGA Championship, era uno de los que inicialmente tenía previsto viajar a Estados Unidos justo al acabar el British Masters. Con estas condiciones, obviamente, se saltaría el torneo del European Tour. No le quedaría más remedio. Cierto es que aún queda tiempo por delante y podría cambiar esta regulación, pero en principio el gobierno estadounidense ha asegurado al PGA Tour que esta cuarentena de 14 días se mantendrá hasta más allá del regreso de la competición con el Colonial. Más incertidumbre al caldero.

La emotiva despedida de Jon Rahm a Aritz Aduriz

El jugador que se encuentra en una situación más delicada es Lee Westwood, anfitrión del British Masters en el recorrido Close House de Newcastle. «Tiene toda la pinta de que me voy a perder el PGA», aseguraba en una entrevista esta semana. Por lo pronto, ya ha descartado jugar los primeros torneos del PGA Tour, ya que tendría que someterse a una cuarentena para ir y otra para volver. Otro de los que ha manifestado que ve difícil su participación en Colonial es Francesco Molinari, que se encuentra en Londres. Lo ha hecho en declaraciones a Movistar Golf.

Las cuentas que ponen a Jorge Campillo con pie y medio en el US Open

Así las cosas, el calendario de todos los jugadores va a estar absolutamente condicionado por las normas de viaje que se estipulen en cada país. Más que nunca habrá que estar pendientes a los departamentos de Sanidad de los gobiernos más que a los propios circuitos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here