Inicio Grandes Circuitos LPGA Tour Carlota y Azahara, a muerte con sus caddies

Carlota y Azahara, a muerte con sus caddies

Compartir
Azahara Muñoz y Carlota Ciganda, en una imagen de archivo en la Solheim Cup con Javi Urquizu. (© Golffile | David Lloyd)

Una de las imágenes más curiosas que se podrán ver cuando el golf regrese al LPGA Tour, ya saben el circuito femenino más importante del mundo, será a un buen puñado de jugadoras portando su propia bolsa, ya sea al hombro, aquellas que quieran, o con carrito. Esta nueva realidad tiene que ver con la norma adoptada por el LPGA Tour a raíz del Coronavirus que otorga libertad a las golfistas para jugar con o sin caddie.

La medida tiene que ver con reducir al máximo el riesgo de contagio en los torneos una vez regrese la competición. Cuantas menos personas haya en un torneo, menos contacto y, por extensión, menos probabilidad de generar un nuevo foco. Eso sí, el LPGA, cuidando también de sus caddies, ha solicitado a las jugadoras que en la medida de los posible mantengan a sus colaboradores habituales a su lado, sobre todo en aquellos casos donde la relación sea ya de larga duración. Realmente, esta libertad de elección va dirigida principalmente a aquellas que juegan cada semana con un caddie local.

Podcast: Marta Sanz y la gran noticia del golf español en el Covid-19

Una vez conocida esta nueva disposición del circuito americano, Ten Golf se ha puesto en contacto con las tres españolas que tienen tarjeta completa del LPGA para conocer su opinión. Lo cierto es que hay de todo, como en botica. Carlota Ciganda y Azahara Muñoz seguirán contando con sus caddies, mientras que Beatriz Recari ve con muy buenos ojos esa libertad nueva que concede el LPGA.

Serial: Un señor destrozo en el jardín particular del Rey

Carlota se muestra muy tajante. «No me planteo para nada jugar sin caddie. Es parte del equipo y debería ser obligatorio. Sin caddies las jugadoras van a ser más lentas porque tendríamos que hacer más cosas, más allá de que no siento que demos una imagen profesional. Sinceramente, espero que las jugadoras mantengan a los caddies», asegura.

CARLOTA: «No me planteo para nada jugar sin caddie. Es parte del equipo y debería ser obligatorio»

Azahara también tiene la decisión clara, aunque afirma que en un principio tuvo algunas dudas, no tanto por la importancia del trabajo del caddie como por las consecuencias que un posible contagio podría tener. «Durante un segundo sí que me planteé jugar sin caddie porque si ellos dan positivo te retiran a ti también del torneo o lo más probable es que dieras positivo, así que aumentaría el riesgo, pero ya digo, fue un segundo. Tengo claro que no lo haría. Jugaré con caddie, seguro», afirma.

AZAHARA: «Durante un segundo sí que me planteé jugar sin caddie porque si ellos dan positivo te retiran a ti también del torneo o lo más probable es que dieras positivo»

Una opinión más diferente es la de Beatriz Recari. La navarra sí deja entrever que jugará sola los primeros torneos. «A mí me parece fantástica la iniciativa para proteger a la jugadora y tener la libertad de decidir jugar y depender de una misma y no tener que poner en riesgo la salud por eso», sentencia.

RECARI: «A mí me parece fantástica la iniciativa para proteger a la jugadora»

Habrá que ver cuántas jugadoras optan finalmente por jugar sin caddie. Sí es una imagen más habitual en otros circuitos como el Symetra Tour, LETAS, Santander o en el propio Ladies European Tour, pero desde luego se haría extraño en el LPGA.

Oferta de suscripción a Ten Golf con un 40% de descuento para celebrar la vuelta

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here