Inicio Grandes Circuitos PGA Tour DeChambeau arrasa en Detroit y apunta con descaro al trono mundial
Gana el Rocket Mortgage Classic tras entregar un 65 en la última y decisiva ronda, el mejor resultado del día

DeChambeau arrasa en Detroit y apunta con descaro al trono mundial

Compartir
Bryson DeChambeau posa con el trofeo de ganador del Rocket Mortgage Classic. © Twitter PGA Tour
Bryson DeChambeau posa con el trofeo de ganador del Rocket Mortgage Classic. © Twitter PGA Tour

Bryson DeChambeau (-23) ha ganado el Rocket Mortgage Classic después de entregar un 65 en la última y decisiva ronda, el mejor resultado del día, aventajando en tres golpes a su inmediato perseguidor, Matthew Wolff (-20). ¿Suenan tambores de futuro número 1 del mundo? Los aspirantes son varios y muy poderosos, pero es una evidencia que el californiano es ahora mismo quien más y mejor pita.

Lo dicen sus números en 2020, año accidentado en el que ya atesora siete top ten en nueve torneos, incluyendo esta flamante victoria. Y lo dicen sobre todo las cifras que arroja su juego tras el parón pandémico, paréntesis forzado en el que este jugador no ha perdido el tiempo, antes bien, se ha dedicado a afilar cada herramienta en su particular laboratorio. DeChambeau ha jugado los cuatro torneos que se han disputado desde el retorno de la competición con una media de 66,43 golpes en las 16 pertinentes rondas, una señora barbarie. Más que nada, por la regularidad en la excelencia. Se pueden rematar vueltas muy buenas, muy bajas, aquí y allá, más todavía en campos que por norma general han dado pie a la exhibición en los ‘scores’; se pueden incluso redondear semanas notables y alguna sobresaliente en determinados tramos de la temporada; pero jugar cada vuelta, durante un mes, entre cuatro y seis golpes de media por debajo del par… Eso roza la salvajada.

VÍDEO | El golpe clave en la victoria de DeChambeau fue… un putt

Hay otro dato que quizá se recuerde dentro de unos años como la línea que terminó de separar el antes del después: DeChambeau ha establecido esta semana una media de distancia con el driver en la mano de 350,6 yardas, un nuevo récord en la historia del PGA Tour. Y a ver quién es el guapo que lo bate. De momento, nadie mejor que él para hacerlo, según parece.

Hoy, además, en el coqueto campo Norte del Detroit Golf Club, el fornido Bryson -Rocket Man, podríamos también llamarlo, en homenaje al patrocinador que da nombre al torneo y por razones obvias- se ha comportado como los grandes campeones: inicio arrebatador con tres birdies casi seguidos, marcando el terreno y dejando claro a todo el mundo quién era el principal aspirante, y un final explosivo que ahuyentaba fantasmas y certificaba su merecida victoria.

DeChambeau critica a un cámara de TV y se mete en un jardín

Sí. La pega que la revienta. Pero es que además esta semana nadie como él ha puesto a correr la bola tan limpia y certera en los despeinados greenes del recorrido de Michigan.

Es verdad que el esperado ataque de Webb Simpson (-15) desde atrás nunca terminaba de llegar. Es verdad que Ryan Armour (-16) tampoco arrancaba. Y es verdad que Wolff, el joven e insultante líder al inicio de la jornada, daba muchas facilidades por la primera mitad del recorrido, con un parcial de 38 golpes en este tramo, pero también es cierto que luego supo regresar y enseñarle las orejas al californiano. Una absurda bola al agua de DeChambeau en el hoyo 14, par 5, cuando trataba de colocar la bola en calle desde los árboles, todavía iba a darle un poco de emoción a la recta final, pero, como ya ha quedado explicado, su potente y resolutivo final no dejaba resquicio alguno.

Así queda la nueva Race to Dubai 2020 tras el impacto del COVID-19

Wolff, seguramente, ha pagado el lógico peaje de su bisoñez, pero no será ésta la última vez que lo veamos peleando con DeChambeau en los últimos nueve del domingo por la victoria, porque tiene clase y recursos para aburrir. Otra cosa será, de momento, verlo a su lado en la pelea por el trono mundial. Uno, DeChambeau, es a día de hoy un aspirante serio y formado; otro, Wolff, cumplió los 21 años el pasado mes de abril y todavía tiene senda que recorrer para asomarse a tal reto.

Consulta aquí los resultados del Rocket Mortgage Classic

Así fue la espectacular ronda de 65 golpes de DeChambeau para ganar en Detroit