Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Max Homa: un gran golfista y un tipo que da mucho juego
Declaraciones de Max Homa tras su triunfo en el Genesis Invitational

Max Homa: un gran golfista y un tipo que da mucho juego

Compartir
Max Homa en el Genesis Invitational 2021. © Harry How/Getty Images
Max Homa en el Genesis Invitational 2021. © Harry How/Getty Images

Al jugador de golf no lo vamos a descubrir a estas alturas. Su magistral sacada de búnker en el hoyo 17 para hacer birdie, el segundo tiro del 18 con toda la presión sobre sus hombros o el chip maravilloso que ejecuta junto al tronco de un árbol en el 10 en pleno desempate y estando contra las cuerdas explican perfectamente su talento, frescura y arrojo. Max Homa, a sus 30 años, es un grandísimo golfista que tiene ya dos victorias en el PGA Tour (Wells Fargo 2019 y Genesis 2021) y que ha ingresado por primera vez en el top 50 del mundo.

Declaraciones de Jon Rahm: «Estoy muy contento para alguien que lo ha cambiado todo»

Todo esto ya lo saben perfectamente quienes siguen con cierta continuidad el PGA Tour, lo que no se conoce tanto es su personalidad fuera de las cuerdas y lo cierto es que sorprende. Homa es un tipo que da mucho juego. Quien lo siga en las redes sociales puede dar fe de ello. Se desenvuelve ante los medios con una espléndida naturalidad. Se le caen las anécdotas de los bolsillos y tiene un arte especial para contarlas. Ayer dio un espectáculo después de ganar el Genesis. Aquí les dejamos varios capítulos que resumen perfectamente su forma de ser. Es divertido, simpático y muy interesante.

La charla con Tiger Woods al recoger de sus manos el trofeo

Homa vio cómo se cumplía un sueño al ganar el Genesis, el torneo que se juega en su casa, en su campo. Se hacía realidad algo con lo que ni siquiera se atrevió a imaginar de pequeño. «Si al Max Homa de ocho años le cuentan que esto iba a pasar algún día no se lo habría creído. Me he pasado toda mi vida soñando con que Tiger Woods algún día chocara mi mano cuando venía a jugar el torneo. Nunca lo conseguí y, sin embargo, hoy me está dando el trofeo. Es surrealista», explica. Precisamente, la conversación con Tiger también su miga. El anfitrión del torneo le dio la enhorabuena por la extraordinaria manera en la que se sobrepuso al putt de menos de un metro que falló en el último hoyo antes del desempate. La respuesta de Homa fue: «no sabía dónde meterme. Fue realmente embarazoso fallar ese putt con Tiger Woods, el mejor deportista de todos los tiempos, mirando a pie de green. Qué vergüenza».

El consejo de su mujer

Homa admitió que una de las claves de esta semana y sobre todo del domingo fue un consejo que le dio su mujer. «Hablamos por la mañana antes de salir y me dijo que supiera perdonarme rápidamente en el campo si fallaba algún golpe. Normalmente los consejos que me da mi mujer suelen ser muy simples y no suelen servir de mucho en el golf, pero en otras ocasiones, de fáciles que son, resultan muy sabios. Así fue esta vez. Hablé con ella tras fallar el putt y antes de salir al desempate y me lo recordó. Olvídate del putt, perdónate porque has jugado muy bien todo el día. Rápidamente pensé en el gran putt que había metido para birdie en el hoyo 17 y dejé atrás el del 18».

El mantra de la semana

«Mi caddie, mi entrenador y yo elegimos un mantra que nos hemos ido repitiendo durante toda la semana. Posición es mejor que perfección. Ha sido clave», señaló. Traducción: en Riviera es más importante estar bien colocado, en el sitio correcto de la calle o del green que pegar el tiro perfecto.

El mensaje de texto de Fred Couples

Fred Couples es uno de los reyes de Riviera. Ha ganado el torneo y es un icono del campo. Ha jugado prácticamente cada año. Por eso, un mensaje suyo tiene más valor que otros. El domingo le mandó uno a Homa y le dijo: «en Riviera gana el golf sólido». Es decir, coger calles, greenes y meterse en los menos problemas posibles. Homa acabó con 24 hoyos seguidos sin cometer bogey.

El chip milagro (o no tanto) del hoyo 10

Homa le restó algo de valor al chip del árbol del hoyo 10. «Es posible que desde fuera pareciera más difícil que estando allí. La verdad es que lo vi claro desde el principio. Pegué el wedge de 50 grados, envolví la bola todo lo que pude para que saliera muy a la izquierda y bajita y la verdad es que salió perfecta. El golpe fue tal y como lo pensé», explicó.

La magia de Max Homa prolonga la maldición de Finau

Qué fácil parece cuando se explican los trucos de magia y que difícil es hacerlos bien cuando tienes toda la presión encima. Así es Max Homa, un tipo que da mucho juego.

Lo mejor de la victoria de Max Homa en el Genesis Invitational de Riviera

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here