Inicio Grandes Circuitos PGA Tour El Houston Open es el torneo más flojo del PGA Tour en...

El Houston Open es el torneo más flojo del PGA Tour en cinco años

Compartir
Ian Poulter con el trofeo de ganador del Houston Open el año pasado. © Golffile | Ken Murray

Houston, Houston, tenemos un problema. De este modo tan espacial y poco original se ha venido hablando esta semana en Estados Unidos del Houston Open que arranca este jueves. Más allá de que la analogía sea más o menos afortunada, la realidad es que el torneo se encuentra en una situación bastante delicada.

El cambio de fecha le ha sentado como un tiro. Hasta este año era una cita clásica la semana previa del Masters de Augusta y el nivel de participación era realmente alto, sin embargo con la mudanza en 2019 al mes de octubre, justo antes de la poderosa gira asiática, ha sufrido un bajón considerable.

Bola Provisional: El podcast lo arranca esta vez Jon Rahm…

Tanto es así que su mejor jugador es Henrik Stenson, que a día de hoy ocupa el puesto 37º del ranking mundial. Además, sólo hay dos top 50 (el otro es Keegan Bradley) y diez top 100. A bote pronto, comparado con el torneo de la semana anterior, el Shriners Hospital For Children, la diferencia es abrumadora. Y eso que el torneo de Las Vegas tampoco es la bomba, pero contó con el Número Uno del mundo, Brooks Koepka, y otros jugadores como DeChambeau, Cantlay, Finau y compañía.

El Houston Open ha pasado de estar en un enclave privilegiado, ya que otorgaba la última plaza para el Masters de Augusta, a situarse en la más absoluta indiferencia. El baremo del ranking mundial para medir la fortaleza de los torneos es absolutamente objetiva. Se basa en la cantidad de jugadores top 10, top 50 y top 100 del torneo, así como por la clasificación de los participantes en los circuitos a los que pertenecen esos torneos. Es decir, la posición que ocupan los diferentes jugadores en la FedEx Cup.

David Durán: El problema es del indio, no del arco o las flechas

Pues bien, según estos datos matemáticos, el Houston Open tiene un valor de 73 (el ranking mundial lo llama Strength of the Field (SOF)), la cifra más baja registrada en un torneo del circuito americano en cinco años. La última vez que hubo un torneo tan flojo fue el Mayakoba Golf Classic de 2014, con un SOF de 67. Nos referimos, obviamente, a los eventos que no comparten semana con un WGC, Major o Juegos Olímpicos. Es decir, los Barracuda Championship, Sanderson Farms, Barbasol o Corales Puntacana reparten muchos menos, pero están compitiendo con otro torneo esa semana. En esta ocasión el Houston Open no tiene competencia. Es una cita única. El John Deere Classic de 2016 también tuvo un SOF de 73, pero compartió aquella semana con los Juegos Olímpicos.

La emoción del 17 del THE PLAYERS se podrá ver como nunca en 2020

El gran problema del Houston Open es que se ha quedado en tierra de nadie. No está ni al inicio absoluto del calendario, donde algunos jugadores aprovechan para rodarse y probar sensaciones o ganar puntos rápido para colocarse arriba en la FedEx Cup, y encima está justo antes de la gran gira asiática de torneos del PGA Tour donde no hay corte y se compite por muchísimo dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here