Inicio Grandes Circuitos PGA Tour El tramo maldito de Boston que Jon ha puesto en el punto...
El parcial de Rahm entre los hoyos 11 y 14 es de +7 en ocho vueltas

El tramo maldito de Boston que Jon ha puesto en el punto de mira

Compartir
Jon Rahm, en el THE PLAYERS © Golffile | Fran Caffrey
Jon Rahm. © Golffile | Fran Caffrey

Jon Rahm ha jugado ocho vueltas en el TPC Boston y el algodón no engaña. El campo que acoge desde este jueves el The Northern Trust, primer playoff de la FedEx Cup, no se le da nada mal. Su parcial es de -16. Sin embargo, hay un tramo que claramente se le ha atragantado. Cierto es que se trata de la parte más exigente del recorrido de Massachusetts, pero eso no quita para que las cifras estén lejos de los estándares habituales del golfista de Barrika. De hecho, lo tiene en el punto de mira.

Jon Rahm: «No me veo yendo a Europa después del US Open»

El tramo del que hablamos va del hoyo 11 al 14. El parcial de Jon ahí en las ocho rondas disputadas es de +7, con nueve bogeys y sólo dos birdies, ambos en el 14. El gran enemigo del golfista vasco es el 12, donde ha hecho cuatro bogeys y cuatro pares. «No he sido capaz de jugar bien esos hoyos. El 13 y el 14, si pones la bola en la calle, no son los hoyos más difíciles del mundo, sobre todo el 13, con un wedge a green, pero no se me han dado bien. Si puedes salir adelante con dos pares en el 11 y 12 está bien, sobre todo el 12. Es un hoyo difícil. Con un par de yardas más podría ser fácilmente un par 5. Espero jugar un poco mejor esos hoyos. En el 11 necesitas un buen hierro a green para tener una opción de birdie y en el 12 hacen falta dos tiros muy buenos para tener una oportunidad. Ojalá pueda hacerlo este año. Quizá tenga que pensar un poco más en ellos. Espero poder venir aquí ante vosotros (periodistas) el domingo y deciros que he aprendido a jugarlos mejor», explicó.

Se mire por donde se mire la semana, los precedentes son muy buenos para Jon…

En cuanto a la FedEx Cup, también habló de estrategia, aunque en este caso parece algo más accidental que otra cosa. Jon explicó que normalmente ha empezado muy bien los playoffs y después ha terminado bajando su rendimiento en el Tour Championship. «Ojalá este año pueda ser al revés. No pido empezar tan bien los primeros, pero si acabar muy arriba en East Lake, desde luego sería una buena señal», explica. Hay que recordar que desde el año pasado el campeón del Tour Championship es el campeón de la FedEx Cup porque se empieza con un resultado de inicio en relación al par según tu clasificación. El primero arranca con -10 y los últimos hasta el trigésimo al par.

The Northern Trust: horarios y dónde ver en directo por TV el primer Playoff de la FedEx Cup

En cuanto al US Open, Jon aún no está pensando demasiado en Winged Foot. Asegura que no lo jugará antes, como sí hicieron ayer lunes Justin Thomas y Tiger Woods, y no cree que los playoffs sea una buena preparación desde el punto de vista técnico. «Lo más importante para mí será recuperarme bien de los playoffs y tener una mentalidad fuerte. No es fácil jugar en la costa este, acabar, volver a Arizona y una semana después regresar a la costa este para jugar el US Open», apunta.

Quién y cómo podría quitar el Número Uno a Jon Rahm esta semana

Por último, respecto a la importancia de la FedEx Cup, Jon lo tiene muy claro. «Mi objetivo es ganar otro torneo este año y poder tener más de una en una temporada, como ya he hecho en el European Tour. Por supuesto que me gustaría ganar la FedEx, pero lo cambiaría todo por un Grande. Nunca he jugado al golf por dinero. Juego porque me divierte, por ganar y por intentar ser el mejor del mundo».