Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Tiger Woods también cancela la rueda de prensa en Riviera
Su manager asegura que sigue con los espasmos y que los médicos le recomiendan reposo absoluto

Tiger Woods también cancela la rueda de prensa en Riviera

Compartir

Tiger Woods anunció el pasado viernes que no jugaría el Genesis Open por los mismos espasmos en la espalda que le obligaron a retirarse del Omega Dubai Desert Classic. Sin embargo, dejó claro que sí estaría en Riviera estos días para apoyar al torneo, participar en distintas actividades de promoción, actos solidarios y, del mismo modo, se anunció que atendería a los medios de comunicación este miércoles. No en vano, el torneo está dedicado a su Fundación.

Ese era el plan inicial, pero finalmente se ha venido abajo. Tiger no jugará el Genesis ni se dejará ver por Riviera esta semana. La rueda de prensa y todos sus actos han quedado cancelados. ¿La razón? Los médicos le han aconsejado que evite cualquier actividad, ha asegurado su agente, Mark Steinberg, a varios medios norteamericanos.

“La hacemos por precaución”, dijo Steinberg en una entrevista telefónica con ESPN.com. “No merece la pena arriesgar con una rueda de prensa. ¿Qué se va a lograr? ¿Qué va a decir? Tiger espera que sus espasmos de espalda se calmen. Él está haciendo todo lo que puede para apoyar al torneo, pero sin tener que levantarse y moverse para recuperarse antes y mejor de sus problemas”, explicó.

Tiger se desplazó a California el pasado fin de semana para atender a los muchos compromisos que tenía previstos en Riviera, sin embargo los médicos le han aconsejado que se mantenga en reposo. Steinberg asegura que Woods está trabajando para calmar las molestias y, sobre todo, quiso despejar cualquier duda de que su único objetivo es volver a jugar y sentirse competitivo cuanto antes. “Está teniendo dificultades para calmar estos espasmos. Y está trabajando en eso cada hora. Tiene personal trabajando con él para ayudar a calma esa zona. Cada uno es libre de sacar sus propias conclusiones. Tiger sigue estando bastante seguro de que los espasmos se calmarán algún día. Para ello está trabajando todo el día. Tiene un dedicación plena con el objetivo de volver pronto a practicar y jugar delante del público. Está prestando mucha atención a los médicos que ha visto desde que está en California. Quiere hacer lo correcto a largo plazo”, señala.

Tiger Woods mostró sus primeros signos de problemas en la espalda al final de 2013, temporada en la que ganó cinco torneos. Tuvo su primera cirugía, llamada microdiscectomía, el 31 de marzo de 2014. Volvió en junio de ese año y jugó sólo cinco torneos. Después, Woods jugó once semanas en 2015 antes de someterse a dos cirugías más –la primera en septiembre, otra microdiscectomía y la segunda en octubre de la que no se aportaron detalles.

El único evento que jugó en 2016 fue el Hero World Challenge y luego ha tenido los dos torneos de este año: Farmers y Dubai. En total, Woods ha jugado 19 semanas desde su primera cirugía, con siete cortes fallados y tres retiradas. Su mejor resultado fue un décimo empatado en el Wyndham Championship 2015.

Tratar de determinar cualquier futuro plan de golf es imposible, dijo Steinberg, hasta que el problema con espasmos de espalda se resuelva. “Los médicos que está viendo aquí (en California) han ayudado con ese proceso”, dijo Steinberg. “El reposo es lo más importante ahora mismo. Él voló aquí bastante cómodamente, y lo hizo porque se preocupa por el torneo, Hyundai y su fundación. Quería darle su mejor apoyo, pero los espamos no se han calmado completamente. Espera que pueda llegar a un punto pronto donde se alivie”.

Tiger sigue de momento en California y no se ha establecido fecha de regreso, por supuesto a la competición, ni a su casa en Florida.